20 octubre, 2021

¿Por qué aparecen manchas en la piel en el embarazo?

Durante el embarazo, entre otros cambios, se produce un gran aumento de la hormona melanocito, la que estimula la pigmentación de la piel ante la exposición a los rayos solares. Esto, ocasiona que se genere una aparición de manchas en la piel.

Estas manchas generalmente aparecen en las zonas habitualmente más pigmentadas como los pezones, areolas, pecas, la línea alba (entre el ombligo y el pubis), axilas, región vulvar e incluso, el ano. También,  suelen aparecer en la cara: en el labio superior, la nariz y la frente. Estas manchas generalmente desaparecen unos meses después del parto, aunque a veces no lo hacen completamente.

La línea de color oscuro que se forma desde la pelvis hasta el ombligo es la llamada «línea alba» y obedece a los cambios hormonales propios del embarazo, aunque también puede llegar a darse en otras situaciones, como por ejemplo durante la toma de algún tipo de anticonceptivo. La aparición de la misma no conlleva ningún riesgo y es absolutamente reversible una vez finalizado el embarazo o la época de lactancia.

Si bien no se puede impedir esta hiperpigmentación, es de suma importancia evitar la exposición exagerada a los rayos solares, evitando el horario de 10 a 16 horas. Por otra parte, es recomendable usar protector solar con protección alta. Si buscamos esconder o disimular algunas de estas manchas, los cosméticos hipoalergénicos resultan útiles, pero nunca se deben utilizar agentes despigmentantes en esta etapa, salvo que sea bajo supervisión médica.

La hiperpigmentación suele atenuarse o incluso hasta desaparecer unos meses después del nacimiento del bebé. Una consulta al dermatólogo puede ayudar a tratar las manchas en el caso de que éstas permanezcan a lo largo del tiempo.