Home » Actualidad » Se activa campaña contra el sarampión

Desde este Lunes pasado 6 de agosto empezó una campaña de vacunación contra el sarampión para aquellos bebés de entre 6 y 11 meses de edad, como una estrategia ante los casos registrados de la enfermedad. La campaña se realiza a modo preventivo a raíz de los casos registrados y no afecta al calendario de vacunación oficial

La medida se aplicará en la Ciudad de Buenos Aires y en los municipios de Avellaneda, Almirante Brown, Berazategui, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Lanús, Lomas de Zamora y Quilmes. Los equipos técnicos de Nación, Ciudad y Provincia acordaron iniciar con la vacunación en los mencionados lugares en base al análisis de los casos confirmados hasta el momento, así como también de la situación en América Latina.

La primera dosis de la Triple Viral (que previene del sarampión, la rubeola y las paperas) se aplica, de acuerdo al Calendario Nacional de Vacunación, al año de edad. Por lo tanto, esta nueva medida consiste en una dosis extraordinaria, que no afecta al esquema aprobado. En el comunicado del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires se indica que entre la dosis extra y la de calendario deberá existir un intervalo mínimo de un mes.

Las dosis de vacunas necesarias están aseguradas para abastecer a esta población objetivo de la estrategia y, es la mejor respuesta frente a los casos que se están dando porque se trabaja en la prevención para tratar de cortar esas cadenas de transmisión. En octubre confirmaron el inicio de la campaña de seguimiento de sarampión y rubéola para niños de 13 meses a 4 años, que se realiza cada cuatro años y que apunta a niños no vacunados en su momento o que sí recibieron la vacuna, pero que no desarrollaron la inmunidad necesaria.

El sarampión es una patología virósica que se disemina con mucha facilidad porque todas las secreciones que producen la tos y la conjuntivitis están llenas de virus. Se produce de persona a persona, a través de las mencionadas secreciones. Es altamente contagiable, dado que todas las secreciones de una persona infectada contienen el virus. Los síntomas del sarampión comienzan aproximadamente entre los 7 y los 14 días después de la infección.

Los virus persisten dos horas en el ambiente, y pueden volver a flotar en habitaciones cerradas, por lo que al volver a ingresar una persona es probable que lo aspire. Es por eso que se recomienda airear los espacios y limpiarlos. Y,  hay que tener cuidado con las familias de las personas enfermas porque, si no están vacunadas, pueden contagiarse. Otra cuestión fundamental es no enviar a los chicos enfermos a la escuela o subirlos a transportes públicos.

Los síntomas que presenta son:

  • Rinitis (inflamación de la mucosa de la nariz)
  • Fiebre
  • Tos o catarro
  • Conjuntivitis
  • Dolor de cabeza;
  • Erupción generalizada en todo el cuerpo
  • Presencia de manchas blancas en la mucosa de la boca (manchas de Koplik)
  • Cuando el cuadro ataca los pulmones, puede derivar en una neumonía y complicarlo.

La única forma de prevenirlo es la vacuna desarrollada a tal efecto, la Triple Viral, que se aplica al año y a los 5 años. En caso de contagio, se debe aislar al paciente y acompañarlo para que el cuadro no se complique, pero solo se puede hacer reposo y esperar a que el virus remita. No existen muchos medicamentos específicos para el sarampión. Lo que suele hacerse es aislar al paciente y tomar acciones para acompañar el cuadro y que no se complique. Se los interna, aísla y ayuda a mejorar la respiración y la conjuntivitis, para evitar que tenga otra patología intercurrente, es decir, que se agregue otra bacteria que complejice la situación; así como también para que progrese la enfermedad y colapse al organismo, por ejemplo en los casos donde hay riesgo de neumonía. El reposo es fundamental, es la única salida cuando se declara la enfermedad.

SHARE WITH FRIENDS: