Home » Actualidad » Los beneficios de practicar baile estando embarazada

Existen variadas actividades físicas que una mujer puede realizar estando embarazada. Los médicos desaconsejan los ejercicios con impacto o rebote y los que requieran esfuerzo abdominal. Tampoco se recomiendan los deportes de contacto, como vóley, hockey y otros deportes grupales, en los que hay mayor posibilidad de golpearse. Sin embargo,  es importante hacer algo de actividad física siempre. Lo que no se debe pasar por alto en chequear que el cuerpo se encuentre en condiciones de realizarla y tener siempre la autorización del médico obstetra.

Está comprobado que el deporte nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo, a dormir mejor (que a veces es tan difícil durante el embarazo) y disminuye algunas de las molestias físicas que podamos llegar a tener. Otra de las razones por la que es fundamental el ejercicio en esta etapa es porque nos ayuda a controlar el peso que ganamos.

La danza clásica es especial para las embarazadas, así como también la danza contemporánea y el jazz. Toda danza realizada a conciencia y orientada a lo expresivo más que lo aeróbico puede recomendarse. Se puede comenzar con una práctica de una o dos veces por semana. Todas las mujeres que han practicado danza de niñas tienen el recuerdo de la disciplina; las maestras que enseñan esta actividad ayudan a recuperar lentamente la memoria del movimiento y la fluidez del gesto. Con la práctica se van sintiendo los beneficios y el cuerpo se encuentra más liviano y sutil. Es importantísimo incorporar la respiración a conciencia para lograr mejores resultados de la danza que se practique.

Se puede realizar esta actividad hacer en cualquier momento del embarazo pero, siempre antes de iniciar la actividad hay que consultar al médico, solicitar el apto físico y llevar los controles habituales. Durante el embarazo el cuerpo está preparado para llevar una vida normal, adaptándose a los cambios saludablemente y comenzar con vitalidad esta etapa de la vida. Sintiéndote linda, flexible y ágil. Deben evitarse los saltos y cualquier ejercicio de alto impacto. Conectando la respiración con el movimiento, se logra un mayor control corporal y concentración.

Bailar es bueno en general para todo el cuerpo, en particular, el fortalecimiento de los abdominales ayuda a sostener el peso del bebe y el tono muscular que se adquiere nos permite una mayor libertad de movimiento y nos da seguridad espacial. Las piernas se fortalecen y ayudan a sostener el tronco. Encontrando un estado de plenitud en un cuerpo que va cambiando semana a semana, armando una nueva estructura espacial y corporal.

En la etapa postparto, hay que sentirse plena y recuperar el estado físico. La danza ayuda a reencontrarnos con nuestro centro y tener un espacio para volver a conectarnos con nosotras mismas. Encontrando el equilibrio psicofísico y la llegada de un nuevo ser, se debe recuperar la armonía del cuerpo, la apertura del torso y, el plexo solar.

Ventajas y beneficios de bailar durante el embarazo

1.Mejora la postura y la tonicidad de los músculos y reduce el dolor de espalda.

2.Mejora el ánimo gracias a que aumenta la producción de endorfinas, hormonas que producen bienestar y felicidad.

3.Ayuda a dormir y conciliar el sueño, ya que el cuerpo gasta más energía y necesita descansar más.

4.Ayuda a combatir el estrés y el estreñimiento.

5.Es clave en la preparación de su cuerpo para el parto, ya que relaja la pelvis y mantiene el tono de su suelo pélvico.

6.Oxigena al bebé.

7.La recuperación después del parto es más rápida porque se acumula menos grasa.

8.Incrementa la energía y da vitalidad.

9.Compartir esta actividad con otras mujeres embarazadas genera empatía, nos ayuda a conectar con otras mujeres y a perder miedos.

SHARE WITH FRIENDS: