Home » Embarazo » ¿Cuáles son las causas que originan el aborto espontáneo?

El aborto espontáneo (o natural) es aquel que se produce por causas ajenas a nuestra propia voluntad, con lo cual, la gestación se interrumpe abruptamente y el feto fallece. El proceso finaliza de manera violenta antes de que se cumplan las 12-20 semanas de gestación. En líneas generales, el aborto espontáneo es repentino, abrupto, violento, generalmente sintomático y fatal (para el feto, en la mayoría de los casos). Conocer las causas puede resultar de gran utilidad.

Desafortunadamente, este tipo de aborto posee una de las tasas más elevadas de ocurrencia, con lo cual, es muy común en nuestra sociedad. Si bien se trata de un tema incómodo (y por lo mismo, delicado) es necesario estar informadas al respecto. Bien sea para orientar o ayudar a otra persona o por nosotras mismas, si tal fuese el caso. Estadísticamente hablando, 8 de cada 10 abortos espontáneos se producen en las primeras semanas y antes de completar el tercer trimestre. Al menos un 20% de los embarazos diagnosticados terminan por aborto espontáneo.

El aborto espontáneo puede ocurrir por diversas causas. Dependiendo de la salud de la mujer y de otros factores, el aborto se habrá producido por una causa o por otra. Por supuesto, no siempre hay una única causa, ya que, como en todo proceso, suelen intervenir diversas cuestiones; sin embargo, sí se habla de una causa predominante. Dependiendo del estilo de vida de la mujer, será más o menos propensa a tener un aborto espontáneo. Evidentemente, los hábitos afectan no sólo nuestra salud sino que, en gran parte, condicionan nuestras opciones.

Sin embargo, existen hábitos nocivos que podrían poner en riesgo nuestro embarazo, con lo cual podríamos perder al bebé.

¿Cuáles son las causas que originan el aborto espontáneo?

  • Estilo de vida

El proceso de embarazo también está condicionado por una serie de factores externos que pueden influir directamente en su desarrollo normal. Por eso, el cuidado de la mujer embarazada debe ser integral. Entre los factores relacionados con el estilo de vida de la madre, encontramos principalmente aquellos que atentan contra la salud de la gestante y el feto. Aunque se crea que es suficiente con estar saludables a nivel médico, existen hábitos que si no los modificamos pueden ser contraproducentes para la salud de cualquier embarazo. No se recomienda en absoluto: consumir cafeína en exceso, ingesta de alcohol, uso de drogas , fumar. Esto se debe a que estas sustancias son causas del aborto espontáneo. En cuanto a la alteración natural del estilo de vida, se considera también riesgoso los altos niveles de estrés. En este sentido, el estrés incrementa la liberación de hormonas como la corticotropina, la cual debe presentarse en el útero para favorecer las contracciones requeridas durante el parto. A pesar de ello,  el estrés en sí no tiende a ser concebido como causa de aborto, pero sí la manera en que la madre maneje las situaciones de estrés. Por ejemplo, ante determinado escenario estresante, la madre asume un comportamiento negativo o incurre en hábitos poco saludables para un embarazo.

  • La herencia

En general, se puede establecer que las anomalías a nivel genético son las responsables de gran parte de este tipo abortos. Para los expertos, cuando un aborto natural que se produce por primera vez en su mayoría es atribuido a causas genéticas. Esta es la principal razón por la cual podría haber fallos cromosómicos. Los principales errores en el genoma se relacionan a la cantidad de cromosomas, lo cual es causa de impedimento para que el feto se desarrolle de manera normal. Evidentemente, al no haber un desarrollo sano, normal, el feto muere. La anomalía estructural de los cromosomas, conocida como «translocación» se debe básicamente a un problema de los padres, transmitido a través de la herencia genética. En este caso, la herencia de los progenitores provoca que no se produzcan en el feto, aquellos genes requeridos para que este pueda desarrollarse posteriormente. Es decir, la translocación se produce una vez ocurre la fertilización, por lo cual el embarazo avanza solo hasta cierto punto.

  • Trastornos de salud

Cuando se hallan problemas referentes a la salud de la madre, los inconvenientes podrían ser mayores; hablamos de cualquier tipo de anomalía, alteración o proceso patógeno que afecte a nuestro organismo antes y durante el embarazo. Los principales trastornos son:

  1. Infecciones como la hepatitis, toxoplasmosis o rubeola.
  2. Miomas o tumores en el útero, especialmente aquellos de gran tamaño y en una ubicación riesgosa.
  3. Desarrollo de complicaciones relacionadas a la hipertensión, en especial casos de preeclampsia.
  4. Alteraciones hormonales asociados a trastornos en la tiroides.
  5. Malformaciones en el útero o cuello uterino que sean de tipo congénito.
  6. Crecimiento anormal del óvulo fertilizado, mejor conocido como embarazo molar.
SHARE WITH FRIENDS: