Home » Embarazo » Tips de belleza para embarazadas

En la gestación, es frecuente la aparición de diversos problemas estéticos en el cuerpo, como el aumento de peso, celulitis, estrías, alteraciones vasculares, como varices o telangiectasias, flacidez en los senos y abdomen. Y en el rostro, manchas oscuras (cloasma) y acné.

Una de las más comunes afecciones durante el embarazo es la aparición de manchas en la piel, ya sea en la zona de la cara, los brazos o piernas. Estas marcas oscuras aparecen debido a varios factores, entre los que destaca el exponerse de manera exagerada a los rayos del sol. Para evitar estas manchas, lo mejor es usar protección solar elevada, sobre todo en la cara. Este mal, llamado también cloasma, tiene lugar durante los primeros meses de gestación y puede desaparecer hasta 3 o 4 meses después de su aparición. Existen métodos como la fangoterapia, mediante los que se pueden eliminar estas desagradables imperfecciones.

tips de belleza para embarazadas

Piel grasa: en la etapa de gestación suceden algunos cambios determinantes en el organismo de la mujer, uno de los más notorios es la acumulación de grasa en la cara, producida por las hormonas del embarazo que secretan aceites, un mal tan común en las personas que se complica un poco más durante el embarazo.Las cremas hidratantes con agua son una alternativa adecuada para esas zonas en las que se acumula la grasa y es indispensable la higiene del rostro con jabones especiales y/o dermatológicos. Otros especialistas recomiendan usar exfoliantes naturales para quitar las imperfecciones de la piel e ir reduciendo sus efectos hasta el nivel menor posible.

Acné: durante la adolescencia, uno de los problemas más comunes en cuanto a la piel del rostro es la aparición de los desagradables y siempre inoportunos granitos. Esos puntos rojos infecciosos alrededor del cuerpo y sobre todo en la cara, se complican con el embarazo debido al incremento de andrógenos (hormonas  responsables de su aparición) y se propagan hasta el final del tercer o cuarto mes de gestación. Contra el acné es poco lo que se puede hacer durante un embarazo, dado que cualquier medicación o tratamiento podría complicar el desarrollo y evolución de la gestante. Para casos muy severos, y una gran inseguridad por el brote excesivo de acné, lo mejor es acudid al médico especialista e indicarle todos los detalles de tu historia clínica y tu situación actual.

Para todos estos problemas el tratamiento ideal es el peeling de diamantes. Este consiste exfoliar y renovar las células dejando una piel totalmente renovada,limpia y reluciente. Se aplica una pieza diamantada que va puliendo de forma controlada la piel, estimulando la regeneración de la epidermis y del colágeno. Con este tratamiento ayudamos a devolver el tono natural del rostro, hidratar y nutrir la piel, controlar el exceso de grasa y cerrar los poros. La duración de este tratamiento es de 1 hora y 30 minutos.

Una de las partes del cuerpo que las mujeres cuidan mucho durante toda su vida son las piernas, una parte importante y atractiva que, sin duda, se debe conservar siempre firme y con la ayuda de algunas cremas. En el embarazo, debido al peso que va ganando la madre y la costumbre de permanecer en reposo, se da lugar a las llamadas venas varicosas (también conocidas como varices). La forma de evitarlas es muy sencilla y se trata solo de caminar, tratar de mantenerse siempre en actividad (a no ser que haya una indicación médica específica que lo prohíba). Permanece con las piernas en alto siempre que se pueda; acondiciona los lugares en los que pasas la mayor parte del día para que tengas cómo estirar las piernas y así activar la circulación.

Piel irritada: con todos los cambios en tu piel, es muy probable que sientas que se empieza a irritar. Lo mejor que puedes hacer para evitarlo es usar jabones medicados o algunos que están hechos a base de coco, por ejemplo. Durante este periodo olvida usar productos químicos; ya sean perfumes, cremas y productos químicos en general, pero por sobre todo en zonas que hayan sido muy afectadas por la irritación.

Picazón: las zonas de la barriga y los senos crecen de manera especial; produciendo un extraño picor. El primer tip para evitar picazones importantes o fuertes, es no estar muy pendiente de ellas. La comezón en las manos es otro caso típico durante la gestación, esta se acompaña con el enrojecimiento y ambos son causados por la cantidad de nuevas hormonas que alteran el funcionamiento habitual de la gestante. Ayuda el llevar una dieta saludable, consumir agua, controlar el aumento de peso de acuerdo al avance de la gestación, usar protector solar y jabones neutros para la higiene del rostro, usar calzado cómodo, controlarse y seguir las indicaciones del obstetra. Se recomienda el uso de cremas o aceites tópicos en el abdomen a través de masajes para controlar la aparición de estrías, aunque en este tema aún existen diversas opiniones acerca de la eficacia de las cremas destinadas para ese uso.

SHARE WITH FRIENDS: