Home » Bebés » Las primeras secreciones de los bebés

Ya desde el instante en que nace, nos sorprende ver a nuestro bebé recubierto por una sustancia pastosa , algo grasosa de color blanquecino. La misma se denomina vernix y se produce en la última etapa del embarazo para que la piel del bebé esté protegida dentro del útero y que siga protegiendola al momento de nacer, cuando tome contacto con el mundo exterior. Los médicos suelen limpiar al bebé con un trapito en el momento del parto pero no lo bañan ni humeden ya que el vernix se reabsorbe solo.

La primer deposición de los bebés también es llamativa : es el meconio, que deberá expulsarlo entre 24 y 48 horas después de su nacimiento, para que sus intestinos empiecen a funcionar bien. Suele ser de color negro o verde oscuro y su consistencia es bastante pegajosa, similar al alquitrán. Luego, con el correr de los días y meses, las deposiciones irán cambiando y parecerán más “normales” :  verdosas, amarillentas, hasta llegar a ser marrones. La orina también es peculiar porque suele tener una tonalidad rosada y esto se debe a que contiene unas sustancias denominadas uratos que provocan que sea muy concentrada.

las secreciones de los bebés

Por otra parte, dentro del útero el bebé se encuentra expuesto a hormonas maternas que atraviesan la placenta y llegan a su torrente sanguíneo. Estas hormonas pueden producir alteraciones en algunos recién nacidos y las más frecuentes son : genitales y mamas abultadas. Los pequeños que tienen las mamas así pueden segregar algo de líquido por los pezones durante unos días. Leve sangrado vaginal y/o secreción vaginal. Es otra consecuencia del exceso hormonal y debe desaparecer,como tarde, una semana después del nacimiento.Hay que limpiar bien la zona genital con una gasa estéril humedecida.

También, puede suceder que el chiquito transpire mucho en cuanto hace algo de calor (esto se debe a que aún no tiene maduro su sistema de termorregulación corporal), que llore sin mostrar lágrima alguna (su organismo no empieza a producirlas hasta 4 o 6 semanas después de su nacimiento), y que presente algunos mocos, sin estar resfriado, lo que se denomina rinitis del neonato (es debido a una leve inflamación de la mucosa de las fosas nasales que suele presentarse por la sequedad ambiental). Se recomienda mantener el ambiente algo húmedo, lavarle la nariz con suero fisiológico y aspirar las secreciones con aspiradores nasales). Esta eliminación de desechos es un proceso normal que se establece de forma gradual a lo largo de los primeros días del bebé.

SHARE WITH FRIENDS: