Home » Maternidad » Consejos para preparar una vianda saludable para los niños

Los veranos se han prolongado y los otoños suelen ser algo calurosos. Frente a estas temperaturas, hay que pensar qué conviene que los chicos lleven a los colegios. En general, ellos prefieren las comidas frescas y es así deben salir de las casas. Hay que asegurarse que así también se mantenga la conservación en las escuelas. Cuando llegan, las luncheras deben ir de inmediato a la heladera, además de haberse puesto, oportunamente, en los recipientes que lo conserven para una mayor seguridad alimentaria. Esto último comienza en la cocina hogareña. La calidad de lo que lleven no se refiere sólo a la materia prima de los productos, sino a cómo se trabajaron en la cocina: siempre con las manos limpias y el área de la mesada impecable.

Dentro de lo posible, no conviene poner en las viandas los sobrantes de la comida anterior porque seguramente han permanecido mucho tiempo sobre la mesa y las bacterias tuvieron tiempo de multiplicarse. Si la comida de la cena será parte del almuerzo del día siguiente, lo correcto es cocinarla y retirar una porción, luego llevarla a la heladera y al día siguiente meterla en el tupper que irá en la lunchera, al colegio. Una vez allí, conviene que la comida sea refrigerada y que se caliente en microondas a la hora del almuerzo.

como preparar una vianda saludable para los chicos

Si se envían hortalizas cocidas (bróccoli, los espárragos, espinaca, acelga, repollitos de Bruselas, etc), o frescas (tomate, lechuga, etc), las mismas pueden enviarse en recipientes pequeños rociados con una vinagreta muy leve : a las bacterias no les gustan los medios ácidos. Todo lo que sea sandwiches de lomo, pollo, milanesas, etc, debe estar bien cocido y sin poseer sectores rosados. La mayonesa o ketchup hay que llevarla en sobres individuales. En cuanto a los postres, si son yoghures, los mismos deben ir bien refrigerados con congelantes (sino es mejor no enviar lácteos) y las frutas deben ya estar bien lavadas con anticipación.

Lo más práctico será elegir entre sándwiches de pancitos de Viena o figacitas rellenos con pollo, tomate y lechuga (o con milanesa, tomate y lechuga, o con queso de máquina o mantecoso, tomate y lechuga). Por supuesto se pueden reemplazar el tomate y la lechuga por otros vegetales. También se puede optar por alguna tortilla al horno (de papa, zapallito, acelga, espinaca, choclo, berenjena) o bocadillos, croquetas o buñuelos elaborados con esos mismos vegetales y horneados o, en caso de freírlos, desecados luego al horno.

como preparar una vianda saludable

Sugerencias y recomendaciones

  • La vianda no debe contener comidas que todavía no ha probado.
  • Los alimentos deben ser fáciles de manejar y comer, ya que los chicos desean comer rápido para irse a jugar.
    Se debe variar el menú, para evitar el aburrimiento. No repetir la cena de la noche anterior porque no les gusta comer dos veces lo mismo.
  • Algo muy importante es la temperatura de la comida. Si la escuela no posee elementos para calentar utilice viandas térmicas.
  • Las porciones deben tener un tamaño semejante a las que habitualmente come en casa.
  • No preguntar que es lo que le gustaría comer. La alimentación de los hijos depende de los padres: elegir de acuerdo a los gustos de nuestro hijo, y teniendo en cuenta la pirámide nutricional.
  • Por lo general los chicos necesitan comer a media mañana, en especial si el desayuno no fue lo suficientemente nutritivo. Envíe una colación nutritiva, por ej.: yogur con copos o frutas, una barra de cereal, sándwich, copos de arroz o maíz tipo pochoclo, cereales azucarados.
  • Si la comida es basándose en sándwich, empanadas o pastas, conviene que el postre sea una fruta. Si en cambio es a partir de verduras, (tortillas, croquetas, ensaladas, tartas) se recomienda un postre lácteo o un alfajor.
  • Si Ud. cree que su hijo tendrá un día complicado, una alternativa útil son salchichas, trocitos de pollo rebozados, pizzetas y/o fiambres.
  • Si se envían fideos recuerde que en el termo se continúan cocinando, por lo tanto conviene sacarlos unos minutos antes de su cocción. Elija fideos cortos que sean fáciles de pinchar y comer. El queso de rallar póngalo aparte para evitar que se pegotee con los fideos.
  • Todos los condimentos (mostaza, mayonesa, ketchup o salsa golf) envíelos aparte y que los agregue a la hora de comer.
  • La preparación de un sándwich nutritivo puede ser con pan integral o blanco, carne de vaca o pollo o atún, con lechuga, tomate y huevo, con o sin queso.
  • Si sus hijos son pequeños, no utilice líquidos calientes (sopas, guisos, salsas) por que pueden quemarse.
  • Trate de enviar cortada la carne, así su hijo podrá comer más rápido.
  • Mantenga un equilibrio entre los alimentos de la vianda y la cena. No utilice frituras en las dos comidas, en una de las dos comidas debe haber vegetales y frutas, y si no comió carne en el almuerzo que lo haga en la cena.
  • Evite el consumo diario de gaseosas o jugos, fomente el consumo de agua y/o leche con las comidas.
SHARE WITH FRIENDS: