Home » Embarazo » Cuando un embarazo es riesgoso

Se considera embarazo de riesgo a todo aquel que requiere una mayor atención y vigilancia, así como cuidados especiales, habiendo sido diagnosticado de esta manera por un médico u obstetra.

Las causas más probables de que se dé un embarazo de riesgo son:

Enfermedad de la madre:  Ya sean éstas anteriores al embarazo o hayan aparecido en el transcurso de éste, como diabetes, anemia, alcoholismo, obesidad, hipertensión arterial, cardiopatías y enfermedades infecciosas, renales o mentales, pues implican riesgo para la salud y el desarrollo del bebé.

Embarazada adolescente o embarazada mayor de 35 años: Hay más probabilidad de que se dé un embarazo de riesgo en madres de menos de diecisiete años y más de treinta y cinco.

Embarazos múltiples: Suelen considerarse de riesgo por la alta probabilidad que tienen de derivar en un parto prematuro.

Otros problemas en embarazos anteriores: Haber tenido abortos en embarazos anteriores, dado a luz a un hijo con alguna malformación, o padecido otros problemas en un embarazo anterior puede ser un indicativo de que pueden darse nuevos riesgos o complicaciones durante la actual gestación.

La manera de tratar un embarazo de riesgo varía en función de qué lo produzca, pero lo que sí es común a todos ellos es que tienen que ser sometidos a un control médico más frecuente y estricto y que las gestantes con un embarazo de riesgo diagnosticado deberán extremar las precauciones comunes a todos los embarazos.

SHARE WITH FRIENDS: