Home » Bebés » Pros y contras de practicar el colecho

El colecho o cama familiar es una práctica que consiste en poner a dormir al bebé no solo en la habitación de los padres, sino incluso en mismo lecho conyugal. Es una costumbre muy polémica ya que existen voces a favor y en contra de esta práctica.

¿Qué ventajas tiene el colecho?

  • Una de las principales ventajas del “sueño compartido” es que la madre y el bebé pueden mantener un estrecho contacto físico.
  • Durante el embarazo, se ha creado un lazo muy fuerte entre los dos. El colecho permite realizar una transición suave y tranquilizar al recién nacido.
  • Otro elemento a favor de esta práctica es que proporciona un sueño más reparador a las madres lactantes, porque ya no necesitan levantarse para alimentar al bebé.
  • También, ayuda a que se pueda estar pendiente del niño y reaccionar con más rapidez si surgiese algún problema.

Según los detractores del colecho, el bebé no debería ocupar la cama de los padres, ya que así estos pierden toda su intimidad.También, afirman que es importante que el bebé aprenda a dormir solo desde que sale del sanatorio o clínica y que, si no lo hace, después le costará mucho la separación y tendrá problemas para dormirse. Por otra parte, se suele rechazar esta práctica por razones evidentes de seguridad: existe el peligro de que el bebé se caiga o se asfixie con una almohada, el acolchado o incluso con el cuerpo de uno de sus padres.

Parece que los riesgos son numerosos. Un estudio demostró incluso que el colecho podía multiplicar por cinco el riesgo de muerte súbita en los bebés de menos de 3 meses.

Las medidas de seguridad

Si estás decidida a vivir la experiencia, es primordial tomar ciertas precauciones para del bienestar y la seguridad del bebé:

  • Aseguráte de que no se puede caer de la cama.
  • El colchón no debe ser demasiado blando.
  • No usar almohadas ni acolchados, así reducirás el riesgo de asfixia.
  • Poner el bebé a dormir de espaldas, es indispensable para evitar el riesgo de muerte súbita del lactante.
  • Y una última recomendación: no se debe practicar el colecho si uno de los dos padres tiene el sueño agitado.

SHARE WITH FRIENDS: