Home » Bebés » ¿En qué consiste la fisioterapia pediátrica?

Desde el momento en que nacen, los niños van evolucionando y pasan por diferentes etapas del desarrollo, todas ellas necesarias para su maduración. Esto requiere de un buen funcionamiento de todos sus sistemas. De aquí nace la necesidad de una terapia manual específica que facilite el desarrollo natural. Desde la fisioterapia pediátrica abrimos un campo desconocido para muchos. Se trata del Neurodesarrollo en niños sanos, que facilita la aparición y mejora de esos aprendizajes.

La fisioterapia pediátrica abarca muchas áreas, el campo del Neurodesarrollo es quizás uno de los más desconocidos. Siempre que hablamos de desarrollo en la fisioterapia nos viene a la cabeza la aplicación de la terapia en pequeños con trastornos neurológicos y no pensamos que todos ellos se desarrollan, crecen y, por tanto, pueden necesitar una ayuda en sus aprendizajes. Un ejemplo muy claro sería cuando un bebé no gatea, camina tarde o cuando presenta alteraciones en la lectura o escritura. Estas son fases normales que aparecen en la evolución de los niños y que desde la fisioterapia podemos facilitar la aparición y mejorar su calidad.

La adaptación de la terapia manual para los bebés y niños es imprescindible, ya que son cuerpos y sistemas en formación, y no debemos ni podemos tratarlos de la misma manera que a un adulto. Serán, por tanto, técnicas suaves e indoloras. Desde la consulta se realizará una valoración del desarrollo mediante la observación de las habilidades que realiza y por las escalas oficiales que nos dará la información de en qué punto de su evolución se encuentra. A partir de ahí, se crea un plan de trabajo, buscando alteraciones en las distintas estructuras, como caderas, pies, manos, cuello…etc que pudieran estar interfiriendo en el buen desarrollo, y se fomentarán en casa diferentes ejercicios que ayudarán a la aparición o mejora del aprendizaje alterado.

Es un trabajo a largo a plazo y no obtendremos los resultados de manera inmediata, ya que cualquier aprendizaje necesita de un tiempo determinado para desarrollarse. Los ejercicios diarios son la llave para producir el cambio en el aprendizaje. Los estímulos desde el hogar son fundamentales. Es uno de los pilares del tratamiento, ya que los ejercicios diarios son la llave para producir el cambio en el aprendizaje. Desde bebés, podemos ayudarlos; algo tan sencillo como alzarlo a upa, moverlo y tocarlo son las bases que necesita cualquier niño para que su sistema nervioso se ponga en «funcionamiento». Mediante las pautas y el trabajo en consulta conseguiremos los cambios necesarios en sus aprendizajes, mejorando así su calidad de vida.

Cualquier niño se beneficiará de la terapia manual. Desde los bebés recién nacidos hasta los adolescentes de 15-16 años están desarrollando nuevas habilidades y por tanto podemos ayudarlos en sus aprendizajes.

La Fisioterapia Respiratoria infantil

Es una disciplina especializada en el tratamiento de las afecciones del tracto respiratorio en los bebés y niños. Su objetivo es prevenir, curar o, en algunos casos, estabilizar las enfermedades y complicaciones  respiratorias, mejorando la calidad de vida y el pronóstico.

Aunque puede utilizarse preventivamente en niños sanos, es de especial interés para niños que hayan nacido prematuramente, pues son más propensos a desarrollar patologías respiratorias. Además, todos aquellos que padezcan asma, bronquiolitis, otras enfermedades que les dificulten el movimiento -como parálisis y ciertos problemas de desarrollo cognitivo- o no eliminen correctamente de las mucosidades ven muy mejorada su calidad de vida, disminuyendo la necesidad de medicamentos, las recaídas,  los contagios y el ausentismo escolar cuando son tratados por un fisioterapeuta en esta disciplina.

Durante el tratamiento se utilizan diferentes técnicas dependiendo de la patología, el estadio en el que ésta se encuentre, y la edad y el grado de colaboración del niño. Por lo tanto, un tratamiento puede incluir un amplísimo espectro de actividades, desde técnicas complejas como la locomoción refleja de la terapia Vojta, pasando por técnicas instrumentales como chalecos de vibración e incentivadores volumétricos hasta la integración de la terapia en juegos y en la vida diaria: soplar velas, inflar globos…

Esta disciplina previene, cura o, en algunos casos, estabiliza las enfermedades y complicaciones respiratorias, mejorando la calidad de vida.

¿Qué podemos hacer para evitar complicaciones?

  • Es muy importante facilitar que el niño elimine las mucosidades, enseñándole y ayudándole a expulsarlas correctamente, y manteniendo un nivel adecuado de hidratación.
  • Para evitar contagios e infecciones por contacto es vital realizar un lavado de manos concienzudo, y evitar que compartan elementos como chupetes y tetinas de biberón.
  • Los hijos de madres y padres fumadores son mucho más susceptibles de padecer alergias y complicaciones respiratorias tempranas, ya que aunque los progenitores procuren no fumar en su presencia, las partículas de humo se quedan adheridas a la ropa y el entorno del bebé, en lo que se conoce como el “humo de tercera mano”.
  • Aunque en algunos casos los humidificadores pueden ser beneficiosos, es necesario no excederse con el porcentaje de humedad y realizar limpiezas periódicas de los filtros, donde se acumula suciedad y posibles patógenos; además de ventilar adecuadamente la habitación del niño, especialmente en casos de asma y alergias.
  • Las visitas periódicas al fisioterapeuta durante los meses de invierno para asegurarnos de una correcta eliminación de mucosidades y una buena limpieza bronquial, es también una herramienta muy útil para prevenir infecciones de las vías respiratorias bajas y el agravamiento de patologías respiratorias.

SHARE WITH FRIENDS: