Home » Bebés » Cómo reconocer las señales tempranas del autismo

El autismo es un espectro de trastorno de desarrollo neurológico que afecta la capacidad de comunicar y relacionarse con otros. Actualmente, uno de cada 68 chicos está en el espectro autista, y es cuatro veces más común entre los niños varones. Se diagnostica entre los 2 y 3 años de edad, pero hay algunas señales tempranas que podrían indicar que tu hijo tenga un riesgo elevado.
Entre ellas, podemos mencionar las siguientes:
  • A partir de los 6 meses: casi no sonríe.
  • A partir de los 9 meses: no comunica con sonrisas, expresiones faciales ni sonidos.
  • A partir de los 12 meses: no balbucea ni hace gestos para señalar, mostrar o saludar.
  • A partir de los 16 meses: no pronuncia palabras.
  • A partir de los 24 meses: no articula frases coherentes de dos palabras.
  • A cualquier edad: pierde habilidades de habla, balbuceo o sociales.

Cada niño se desarrolla a su propio ritmo, por eso es difícil determinar cuándo aprenderá una destreza en particular. No hay que alarmarse si el ritmo o el momento es diferente al de otros niños. Los médicos necesitarán tiempo para observar los cambios, o la falta de ellos, en los niños y esto puede representar un desafío.

Si el pequeño/a ya cumplió los 3 años de edad, es importante estar atentos a estos sintomas:

  • Caídas frecuentes o dificultad usando las escaleras.
  • Babeo o problemas con el habla.
  • Dificultad para construir una torre de más de cuatro piezas o manipular objetos pequeños.
  • No puede copiar un círculo.
  • Falta de interés en el juego y no entiende instrucciones simples.
  • No se interesa por otros niños.
  • Mucha dificultad para separarse de los padres o de quienes se ocupan de su cuidado.
  • No hace contacto visual con otras personas.
  • Experimenta una pérdida dramática de habilidades que ya había adquirido.

A los 3 años, un niño o niña debe:

  • Trepar bien.
  • Pasar las hojas de los libros una a la vez.
  • Usar oraciones de 4 a 5 palabras.
  • Ser capaz de separar objetos por su forma y color.

Es de suma relevancia y primordial consultar con el pediatra cuando estas dudas aparezcan, porque mientras más temprana sea la intervención, mejores serán los resultados del tratamiento.

SHARE WITH FRIENDS: