Home » Fertilidad y Concepción » ¿Cómo puede conservar la mujer la fertilidad?

Cada vez son más las mujeres que toman la decisión de posponer el momento de ser madres. A cierta edad, esta decisión trae aparejada una menor calidad de los óvulos y el aumento del porcentaje de infertilidad. Actualmente, muchas mujeres comienzan a pensar en el embarazo entre los 35 y los 40 años, cuando la calidad de sus óvulos ha decrecido notablemente.

A los 30 años, el 70% de los óvulos que tiene una mujer son genéticamente normales, mientras que a los 40 solo el 30% presenta esta característica. Las causas por las cuales muchas deciden posponer su maternidad son médicas, en el caso de mujeres diagnosticadas de cáncer que van a recibir un tratamiento de quimio o radioterapia, o sociales: crecimiento laboral, vida social, circunstancias económicas o la falta de una pareja con quien proyectar la maternidad.

La postergación de la maternidad es la principal causa de infertilidad.Los riesgos de tener un hijo o hija con enfermedades genéticas, que aumentan con la edad de la madre, son considerables a partir de los 38 años. En medicina se lo suele denominar «edad reproductiva avanzada». Los especialistas coinciden en que, además de llevar una vida sana, hay que tener el primer bebé en forma natural alrededor de los 30 años y, mantener una vida sexual responsable evitando las enfermedades de transmisión sexual. Todo lo que vaya en contra de estas premisas, aumenta la posibilidad de tener que realizar un tratamiento de reproducción humana asistida.

como-puede-conservar-la-mujer-la-fertilidad

¿Cómo puede conservar la mujer la fertilidad?

Siempre que, por supuesto, no existan problemas biológicos/orgánicos, algunas recomendaciones que brinda los especialistas son:

  • Reducir el consumo de alcohol: está comprobado que este incide en la fertilidad.
  • No fumar: el tabaco aumenta la probabilidad de infertilidad y el tiempo de concepción del bebe; durante el embarazo su consumo está asociado con malformaciones, anormalidades neuroconductuales y riesgo de obesidad infantil; adelanta la aparición de la menopausia de dos a tres años.
  • Cuidar el peso: además de traer riesgos para el embarazo, la obesidad puede afectar el buen funcionamiento de los ovarios y causar que una mujer no ovule. La falta de peso también puede afectar la fertilidad.
  • Evitar lubricantes íntimos durante las relaciones sexuales: muchos obstaculizan la movilidad de los espermatozoides.
  • Si se consumen antidepresivos:  las probabilidades de quedar embarazada pueden disminuir. Es importante encontrar una forma para mantener el tratamiento y quedar embarazada.

SHARE WITH FRIENDS: