2 julio, 2020

Formas de ayudar a un niño a ser sociable

Para los niños, la vida social es muy importante. Además, compartir con otros de su edad les enseña valores. Sin embargo, si mi hijo no juega con nadie en el colegio, ¿debería preocuparme? ¿Cuál podría ser la razón por la que mi hijo no juega con nadie en el colegio? Existen muchas razones por las que un niño no quiera socializar en la escuela.

Estas podrían ser algunas de ellas:

  • Sobreproteger a tu hijo en casa y no proporcionarle mucha libertad hará que no sepa actuar frente a los demás, ya que su espíritu se ha apagado y no se siente seguro sobre sí mismo.
  • Otra razón, puede ser que ha tenido una pelea con los demás niños o cualquier otra experiencia negativa. Lo cual le ha causado un gran efecto y prefiera estar solo.
  • Además, si es hijo único, tal vez quiera siempre salirse con la suya y hacer las cosas a su manera. Esto es algo que a los demás niños no les gusta y por eso no dejan que juegue con ellos.
  • Puede que haya entrado tarde en el colegio, cuando ya todos tienen su grupo formado. Esto puede dificultarle el hacer nuevos amigos.

No te apresures a pensar que tu hijo es poco sociable, la razón de que se aísle puede ser por timidez. A un niño tímido le cuesta relacionarse con personas que casi no conoce. Mientras que si está en compañía de familiares o los hijos de tus amigos, actuará con normalidad. ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a relacionarse con los niños del colegio? Como padres, somos quienes mejor podemos ayudar a nuestro pequeño/a a superar esto. También es importante que tener una fluida comunicación con sus maestros/as para que estos estén pendientes y puedan colaborar.

Formas de ayudar a un niño a ser sociable

  • Mejorá su confianza en sí mismo:  Si te diste cuenta de que a tu hijo le cuesta socializar por no sentirse seguro, ¡ponte manos a la obra! Para esto, averigua cuál es su talento, obsérvalo bien para que notes aspectos en los que sobresalga. Luego, convencelo de que es bueno en algo y animálo a que comparta con otros niños sus habilidades. Poco a poco, él se sentirá con más confianza de actuar en público.
  • Enseñale a compartir y a tomar en cuenta la opinión de los demás: Si la razón por la que no juega con nadie es porque quiere siempre salirse con la suya, debés enseñarle que los demás también deben ser escuchados y tomados en cuenta. Esto es más difícil si son hijos únicos. Si es así, tienes que esforzarte mucho más para que aprendan a compartir.
  • Ayudalo a vencer su timidez: Jamás debes retarlo porque sea tímido, esto no lo ayudará. Tampoco es bueno dejarlo solo y que «se arregle» porque le resultará muy difícil salir adelante. Para esto, podés invitar siempre a amigos a la casa y, así, cada vez crear grupos más grandes para que se acostumbre a entornos sociales.
  • Felicitalo en privado cuando notés algún avance: decíle lo orgullosa/o que te sentís por él/ella. En este aspecto, también entra en juego la autoestima; no lo obligués a hacer cosas que no quiere. Sin embargo, demostrále que es capaz de realizar muchas cosas si se lo propone.
  • Brindale mayor libertad: Tu hijo no progresará si constantemente le estás mencionando tus temores. Siempre tendrá miedo de hacer cualquier cosa que todo niño de su edad haría sin ningún problema. Así que, en vez de protegerlo en exceso, dejá que tropiece y caiga para que aprenda de sus errores. Además, no lo hagas callar a cada rato, porque solo lograrás que no aprenda a expresar sus sentimientos.

En resumen: para los niños/as puede ser especialmente difícil socializar. Así que, no solo digas: «¡Mi hijo/a no juega con nadie en el colegio!». Sino también ayúdalo a que venza este obstáculo. De esta manera, aprenderá a forjar relaciones, algo que le ayudará mucho en su edad adulta. Ahora bien, si creés que es necesario, buscar ayuda profesional puede ser de gran ayuda.