Home » Actualidad » ¿Cuáles son las enfermedades que afectan la fertilidad?

Actualmente, es posible detectar y dar tratamiento a las enfermedades que influyen en la fertilidad de las mujeres. En ciertos casos, las causas que impiden quedar embarazada revisten una complejidad inusual. En otras ocasiones, se trata de problemáticas relativamente comunes, de las cuales hay un listado muy preciso. Las enfermedades que influyen en la fertilidad se asocian en su mayoría a problemas hormonales; no obstante, también es probable que ciertas anomalías en el aparato reproductivo afecten la capacidad de concebir y gestar un bebé. El conocimiento de los motivos de la incapacidad de gestar es una herramienta muy poderosa para revertir la situación y lograr la concepción.

Principales enfermedades que influyen en la fertilidad

  • Endometriosis: Se denomina endometriosis al problema por el cual el endometrio, compuesto de células que se encargan de revestir la cavidad uterina, crece fuera del útero. Esta es una de las causas de infertilidad más frecuentes; alrededor de la mitad de los casos de dificultades para concebir se relacionan a este problema. Hay distintas hipótesis sobre por qué esta característica celular provoca infertilidad en el 40% de las mujeres que la poseen. Dado que no hay certezas al respecto, se puede generalizar diciendo que las enfermedades que influyen en la fertilidad se asocian en su mayoría a problemas hormonales; no obstante, también es probable que ciertas anomalías en el aparato reproductivo afecten la capacidad de concebir y gestar un bebé.

  • Síndrome del ovario poliquístico: El síndrome del ovario poliquístico (PCOS) es la segunda causa de infertilidad más frecuente. Este fenómeno acontece cuando se producen más andrógenos de los necesarios. Los andrógenos son hormonas cuya presencia en alto número impide el desarrollo normal de los folículos ováricos y, consecuentemente, con la ovulación. A partir de esto, los sacos o folículos se llenan de líquido y quedan dentro de los ovarios. El PCOS es muy frecuente en las mujeres; la cifra estimativa indica que el 10% de las mujeres en edad reproductiva lo padecen. El PCOS afecta la fertilidad pero, además, puede provocar otras enfermedades como hipertensión, diabetes o cardiopatías. Uno de los síntomas más comunes es que muchas veces no alcanzan a ovular, por lo que no se produce la menstruación. Por otra parte,el exceso de vello, la obesidad o el acné pueden ser algunos efectos colaterales.
  • Falla ovárica prematura: Esta patología recibe también el nombre de menopausia precoz. La singularidad está en el cese en la producción de hormonas y el agotamiento de los óvulos a una edad temprana. Un síntoma frecuente es la amenorrea, que comienza con ciclos cada vez más espaciados. Este trastorno no posee tratamiento; sin embargo, es posible lograr un embarazo mediante fecundación in vitro o donación de ovocitos. En realidad, un 10% de quienes padecen falla ovárica prematura puede lograr un embarazo sin ayuda externa.La implantación fallida y las enfermedades autoinmunes también pueden tener como consecuencia la dificultad para concebir.
  • Fibromas uterinos: Se trata de tumores no cancerígenos que se desarrollan en el útero. Los fibromas uterinos varían en cuanto a ubicación específica y tamaño; es una de las enfermedades que influyen en la fertilidad más frecuentemente. Alrededor del 5% de los casos de dificultad para concebir un embarazo tienen su causa en esta patología. Si bien se desconoce aún el motivo por el cual se generan los fibromas, lo más probable es que estén ligados a la base genética. Dependiendo del tamaño y la ubicación, estos fibromas pueden afectar el espacio en el cuello del útero o dentro de este, lo que dificulta la llegada de los espermatozoides.

Además de las ya citadas, hay un buen número de causas que pueden tener una influencia decisiva para la infertilidad:

  • Incapacidad para ovular: Puede ser por falla ovárica prematura, ovarios poliquísticos, envejecimiento, trastornos endócrinos.
  • Hiperprolactinemia: Se asocia a trastornos en la glándula hipófisis que alteran la producción de la hormona prolactina.
  • Enfermedad de tiroides: Hipotiroidismo e hipertiroidismo.
  • Trastornos en las glándulas suprarrenales.
  • Tabaquismo
  • Problemas estructurales: Patologías del sistema reproductivo, como la presencia anómala de tejido en las trompas de Falopio.
  • Infecciones: La más frecuente es la clamidia; suelen ser adquiridas por transmisión sexual.
  • Trastornos autoinmunes.

SHARE WITH FRIENDS: