Home » Embarazo » Señales que muestran que estás lista para ser mamá

Muchas mujeres nos preguntamos si estamos realmente preparadas para ser madres. Las dudas que pueden surgir son muchas y no siempre se pueden resolver de forma simple. ¿Has hablado con tu pareja sobre la posibilidad de ser padres y te persigue la duda? ¿Te gustaría saber si estás lista para tener un bebé? La realidad es que la respuesta a esa pregunta está dentro de una mismay nadie está más capacitada para tener la respuesta

No existe garantía ni una ciencia cierta que nos pueda asegurar una respuesta. Tener un bebé e suna decisión completa y absolutamente personal. Sin embargo, sí existen algunas señales que nos pueden ayudar a evaluar y analizar si nos encontramos listas y preparadas para la maternidad.

Sos emocionalmente estable

No existe nada más desestabilizador que ser madre. Por eso, es primordial que unamujer se acapaz de gestionar sus emociones. Es una sensación difícil de explicar porque engloba un amor inmenso, un cansancio enorme y un temor inexplicable a equivocarse.

Tenés fuertes deseos de tener un bebé

El deseo real a tener un embarazo debe ser la primera consideración a tener en cuenta. El primer paso para saber si una se encuentra lista para tener un bebé es reflexionar seriamente sobre este deseo. Parece una obviedad pero no es así. Tener un hijo es maravilloso y al mismo tiempo, una enorme responsabilidad. Un hijo cambia la vida, es así. Cambia la rutina del hogar, ya deja de existir cierta “espontaneidad” en la pareja. Hay que velar por el cuidado y la vida de ese bebé que dependerá 100% de nosotras y que no dejará mucho menos tiempo libre para nuestras propias actividades. Es importante evaluar si realmente lo deseás, si es un deseo de tu pareja o si simplemente sentís que es un “deber” porque el timepo pasa y luego podés llegar a arrepentirte. Por ejemplo, ¿Cuando una amiga te cuenta que va a ser mamá, esto te genera una gran felicidad por ella pero también sentís cierto grado de envidia? Si ésta y varias otras respuestas son positivas e indicadoras de que te gustan mucho los chiquitos, es seguro que te encuentres preparada para la maternidad.

Tenés ayuda y contención emocional

Elhecho de contar con una familia (padres,tíos, hermanos, cuñadas, amistades, primos, etc) es de gran ayuda para un futura mamá. Todos ocupan un rol importante en nuestras vidas. En la era de la tecnología, también existen comunidades online de madres que comparten experiencias, dudas y temores. Todas esas mujeres, las de carne y hueso que están a tu lado y las que te acompañarán a través de una pantalla serán tu soporte, tu contención más allá de tu pareja. Serán justamente esas mujeres quienes te escucharán y comprenderán cuando necesites hacer catarsis.

Contás con estabilidad económica

Aunque suene frío y calculador, otro punto a tener en cuenta para saber si una está lista para tener un bebé es considerar si vos y tu pareja tienen cierta estabilidad económica. Es importante tomar en cuenta que buscar un hijo aumentará los gastos de la pareja. Hay muchos gastos que deben afrontarse: comprar una cuna, ropa, pañales, cochecito y muchas otras cosas.

Tu pareja también comparte los mismos deseos

Si estás en pareja, es bueno recordar que ser papás es una decisión que se toma de a ados. Nunca debemos apurar a nuetra pareja, No siempre los tiempos coinciden, cada uno tiene sus propios tiempos. Es importante sí poder charlar el tema y no generar presiones, compartir sentimientos y sensaciones. Un hijo es una decisión de la pareja y para toda la vida.

Estás dispuesta a adaptarte a la vida del chiquito

Durante el embarazo, todas las mujeres deben seguir un estilo de vida saludable. La vida de una madre cambia radicalmente. Las mujeres fumadoras deben dejar de fumar por el bien del bebé, y también hay que saber que el alcohol no es compatible con un embarazo saludable. Además, al menos durante el primer tiempo, hay que abandonar muchas salidas nocturnas y la vida estará rodeada de mamamderas, chupetes y pañales… pero también de sonrisas, alegría y un amor que nunca antes sentiste. Ser madre no implica renunciar a la propia vida y a los placeres de la misma. Sin embargo, sí es cierto que la vida que una llevaba cambiará rotundamente ¿Estás dispuesta a modificar tu vida para responder a las necesidades de tu pequeño? ¿Te costaría renunciar a los placeres que hoy en día tienes (beber, fumar, salir hasta tarde…) a cambio de tener un hijo? Hay que reflexionar mucho al respecto.
SHARE WITH FRIENDS: