Home » Actualidad » ¿Se puede trabajar durante el embarazo?

El momento del embarazo es el mas delicado en la vida de toda mujer, sobre todo porque no puede controlar todos los cambios que se generanen su cuerpo. Todas necesitamos asegurarnos de poder hacer lo mejor para que el bebé nazca en perfecto estado, pero hay momentos que no sabemos si estamos haciendo las cosas bien.

Si tu embarazo tiene complicaciones desde el inicio o si es un embarazo de riesgo, probablemente tu médico te pida reposo, en ese caso vas a tener que dejar de trabajar, no todas las mujeres trabajan registradas con la seguridad legal que le da una licencia médica por complicaciones en el embarazo, pero por lo general, los empleadores por cuestiones legales otorgan esas bajas médicas pagas. También es verdad, y una dura realidad que una situación laboral irregular puede generar un peligroso grado de estrés que puede afectar al desarrollo del feto. Claramente, si debés realizar tu trabajo en un entorno peligroso, por ejemplo: estar en contacto con sustancias químicas o toxicas, en ambientes muy calurosos, o en contacto con enfermos e infecciones, como le ocurre a enfermeras, tendras que consultar con tu médico obstetra si la mejor opción es una licencia por embarazo o basta con tomar determinados recaudos.

Deberás evitar algunas situaciones aunque ni tu embarazo ni tu trabajo sean considerados de riesgo. Porque no sólo representa peligro estar en contacto con sustancias toxicas o hacer trabajos pesados, estar sentada todo el día frente a una computadora puede presentar también complicaciones.

Consejos laborales durante el embarazo

Es comn que las mujeres que continúan trabajando durante el embarazo tienen un riesgo menor de complicaciones en el desarrollo del bebé porque no sufren el estrés producido por la ruptura de su rutina.

  • Intentar descansar al máximo, en la noche, durante las horas de sueño y en el trabajo, no dudar en tomar las pausas que tu cuerpo y mente necesiten para no fatigarte.
  • Beber mucha agua y realizra un ejercicio moderado.
  • Evitar las situaciones de estrés, discusiones o de mucha responsabilidad laboral.
  • No estés en contacto con sustancias químicas, solventes, pinturas, venenos y todo lo que sea peligroso para la salud del bebé.
  • Regular en 24 grados la temperatura en tu lugar de trabajo si tenés aire acondicionado.
  • NUNCA levantar  objetos pesados, pedir ayuda.
  • Si trabajás mucho tiempo sentada, usar un reposapiés o taburete bajo como un escalón para mantener las piernas elevadas y evitar que se corte la buena circulacion en ellas por estar apoyadas. Levantarse y caminar unos minutos.
  • Estar atenta a la postura de tu espalda.

Tenés que saber que si podés eliminar los riesgos que supone el trabajo, seguir trabajando hará que el bebé nazca más sano, pero es importante tomarlo con mucha calma y aceptar que existtirábn ciertas tareas a las que antes estabas acostumbrada y que ahora no podrás lllevarlas adelante sin algo de ayuda. Si tu médico te indica la baja médica por embarazo, no hagas oídos sordos, porque el obstetra considera que tu trabajo no es bueno para el buen desarrollo de tu bebé.

SHARE WITH FRIENDS: