Home » Actualidad » ¿Qué tan seguro es parir en el hogar?

Cada vez son más las mujeres que se suman a la idea (y a la práctica), de llevar adelante el parto en su propia casa. Muchas lo hacen porque han tenido malas experiencias previas en sanatorios o bien porque desean llevar a cabo un parto respetado o humanizado, sin intervención de mucho personal de la institución, sin “intrusos”, en intimidad y serenidad. Sin embargo, hay que ser conscientes que , en un parto “hogareño”, los riesgos (tanto para la madre como para el bebé), aumentan. Aún en los casos de partos normales, pueden existir complicaciones de último momento : el bebé puede “trabarse” en el canal de parto, puede enredarse con el cordón o apretarlo (no recibiendo el oxígeno necesario en esos segundos cruciales), el tamaño de su cabeza puede dificultar su salida, etc. Ni hablar de aquellos embarazos de riesgo. En este último caso, la chance de parir en el hogar, debería descartarse por completo.

qué tan seguro es parir en el hogar

A favor

El parto en casa es para mujeres sanas que son conscientes. Deben estar con personal idóneo que lleve material para resolver situaciones de emergencia y con un plan diseñado, para que si el parto se desvía de la normalidad, se pueda usar el plan B. Hay que distinguir entre el parto patológico y el parto o embarazo normal, de bajo riesgo, en los cuales los obstetras son los expertos y tienen que atender. Un parto natural no necesitaría de intervenciones, oxitocina, ruptura de membrana, etc.

Las mujeres no encuentran la opción de libertad de movimiento en las instituciones. Por ejemplo, ingerir alimentos en el parto, ponerse en la posición más adecuada para parir. Paren en casa para buscar esa opción. Buscan que se respete la fisiología del parto, respetar los tiempos y las hormonas del bebé. Los tiempos de las camas hacen que sea imposible tener un parto natural. Sin embargo, para un embarazo con patología el mejor lugar es el hospital. La OMS establece que el parto es un evento fisiológico y saludable. Puede haber complicaciones, pero hay menor proporción de complicaciones en un parto normal. Pensar a la embarazada normal como una bomba de tiempo que está a punto de explotar, está mal. Una partera con un parto en casa va con un equipo importante para vigilar la salud de la mamá y el bebé, hay aparatología, existen también medicamentos y sueros y vías, anestesia en el caso de que tenga que utilizarlo. Se puede hacer una anestesia local.

qué tan seguro es parir en el hogar_2

En contra

Los argumentos y voces que se alzan en contra hacen énfasis en que, en una institución hay oxígeno, instrumentos, y un sinfin de elementos para paliar situaciones. Un parto es normal hasta que se complica. Cuando hay una complicación, por más idóneo que sea el profesional, si no se tienen a mano las herramientas, hasta que se traslada a la madre y se toma conciencia de lo que está sucediendo, puede ocurrir una verdadera desgracia.

Hay un déficit importante en un parto en casa. Una partera no puede realizar una cesárea (por más común que sea hoy en día, no deja de ser una cirugía compleja). Tampoco puede colocar una anestesia. En una urgencia tiene que llamar sí o sí a un médico obstetra. Del tiempo depende el daño que se le puede causar a la criatura y/o mamá.

SHARE WITH FRIENDS: