Home » Maternidad » ¿Por qué es buena la Salterapia para los niños?

La haloterapia o salterapia es un tratamiento natural que consiste en recrear un ambiente saturado por sales marinas y subterráneas, en el cual la persona debe permanecer y respirar por determinado tiempo.

La haloterapia es una terapia que permite que los chicos mejoren muchas afecciones respiratorias que puedan llegar a padecer.

La interacción con el ambiente salino tiene el objetivo de aliviar ciertas enfermedades, generando un beneficio en la salud del paciente. Lo maravilloso de esta práctica es que las personas y niños interactúan con elementos naturales para lograr la sanación de una afección. No tienen contacto con ningún elemento químico. De manera que tu chiquito puede hacer esta terapia sin ningún problema, porque resulta totalmente natural. No hay mayores contraindicaciones y a tu hijo le servirá para corregir varios padecimientos. Además, esta práctica contribuye al buen funcionamiento del aparato respiratorio.

BENEFICIOS

  • Controla el asma y cura la bronquitis : cuado se tiene un chico asmático y ya una no sabe qué hacer cuando le dan ataques, es aconsejable llevarlo regularmente a sesiones de haloterapia. Si algo puede mejorar con este tratamiento son precisamente los problemas respiratorios. El asma consiste en una hinchazón y dilatación descontrolada de las vías respiratorias y las sales actúan precisamente como un desinflamatorio ideal en estos casos. Con este método se podrá observar como tu niño supera, poco a poco, cualquier tipo de obstrucción que presente. El sistema respiratorio del niño se va limpiando de manera progresiva, a través de estas sesiones. Esto se debe a que las sales marinas tienen propiedades antisépticas.

  • Una excelente opción para tratar sinusitis y alergias : mejora la sinusitis y las alergias que afectan tanto a niños como adultos. Si un niño sufre con las alergias y la acumulación de mucosa, una buena sesión de sal marina o subterráneas lo ayuda a destaparse y sentirse mejor. Este mineral es un expectorante natural y licua la flema espesa que suele molestar tanto. En el caso de sufrir de sinusitis, la respiración prolongada en una de estas salas terapéuticas despeja su cara, limpiando fosas nasales, oídos y sitios donde el moco, por lo general, se acumula. Las sustancias salinas fortalecerán su sistema inmunológico, disminuyendo las reacciones alérgicas con el paso del tiempo y las sesiones. También resulta efectiva para tratar las infecciones de oído que resultan tan molestas.

  •  Para tratar problemas de la piel: hay niños que son de piel muy sensible y algunos de ellos desarrollan alteraciones y dermatitis desde edades tempranas. La salterapia resulta ser un gran aliado para estos casos. Afecciones como la neurodermatitis, la eczema y demás irritaciones pueden corregirse con un buen tratamiento de sal. En este caso, son las propiedades antisépticas del mineral lo que limpia la piel y elimina este tipo de síntomas. Nos referimos, exactamente, a padecimientos que se producen por el contacto con alérgenos. La sal limpiará las zonas afectadas, bajará la irritación y , el niño ni lo notará porque no produce dolor alguno.

Para poder disfrutar de esta terapia las personas se dirigen a médicos naturistas que trabajan en ecosistemas naturales o que recrean las cuevas de sal en salones especiales llenos de bloques de sales. Hoy en día se construyen espacios muy cómodos para esta práctica. Algunos recintos poseen butacas, sillas y un ambiente agradable para disfrutar del tiempo durante la sesión. Esta resulta ideal para los niños porque se crean salas de juego rodeadas de este mineral para que se diviertan, mientras alivian el malestar. Todo es natural e indoloro, por lo que podés intentarlo y comprobar sus efectos positivos.

Estas alternativas permiten que como papapás podamos probar soluciones naturales, sin correr riesgos, antes de optar por tratamientos que pueden ser invasivos. Las sesiones sulene durar un tiempo de 40 mintos para los niños y 50 minutos para los adultos.

SHARE WITH FRIENDS: