Home » Bebés » Meditación: nueva forma de tratar el déficit de atención

ADD

El sindrome de déficit de atención (ADD o TDAH) suele aparecer en los niños antes de que cumplan los 7 años de edad. Los primeros signos suelen aparecer cuando empiezan la primaria porque les cuesta poder mantenerse sentados y quietos dentro del aula, suelen desorganizarse con facilidad, “molestan” a los compañeros, hacen intervenciones fuera de lugar y no pueden concentrarse en una conversación. A este conjunto de trastornos (en muchos casos tienen origen genético), los científicos los llaman Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH), aunque comúnmente es conocido como déficit de atención o ADD, por sus siglas en inglés.

Los médicos coinciden que, en los casos más severos (y sobre todo si corre riesgo la integridad física de los chicos), lo conveniente es un tratamiento con medicación. Las drogas utilizadas son el metilfenidato (Ritalina) o la atomoxetina (Strattera), que pueden tener efectos adversos (por ejemplo, generar adicción). Por eso, el tratamiento genera angustia entre los familiares de los chicos, muchos de los cuales denuncian un excesivo sobrediagnóstico, y la consecuente “sobremedicación”.

En la actualidad, existe un nuevo enfoque para tratar el ADD y así evitar los medicamentos. Este novedoso tratamiento se basa en la meditación y en otras técnicas de trabajo cognitivo, a las que se las llama mindfulness. De la investigación surge la idea de utilizar ejercicios mentales. Todas las decisiones que toman los chicos en su vida cotidiana (elegir el gusto del postre hasta hacer los deberes o jugar a la play) ponen a prueba una función mental llamada control cognitivo, que es la capacidad de concentrarse en una elección principal mientras se ignoran otros impulsos.

atncion

Una corriente de investigación creciente sugiere que fortalecer este músculo mental, con ejercicios o meditación, puede ayudar a chicos y también a los adultos a manejar el trastorno por déficit de atención. Los ejercicios mentales se pueden encarar de la misma forma que se encaran los físicos en un gimnasio. No hay beneficios a largo plazo en la medicación, pero el uso de mindfulness parece estar haciendo trabajar las mismas zonas del cerebro que muestran actividad reducida en el TDAH.

SHARE WITH FRIENDS: