Home » Fertilidad y Concepción » Los nuevos anticonceptivos subdérmicos en formato de «chip»

Los implantes de soluciones médicas bajo la piel se llevan utilizando desde hace mucho tiempo. Por un lado están los marcapasos, que le dicen al corazón, constantemente, cuándo debe latir, por otro, las bombas de insulina, que pueden ir liberando en el tejido subcutáneo una dosis continua de insulina o dosis concretas a horas determinadas, y por otro lado, nos encontramos con un chip que está ahora en estudio, que bajo la piel, va administrando medicación para las mujeres con osteoporosis.

nuevos anticonceptivos subdérmicos

Este chip ha sido creado por la empresa MicroCHIPS y, aunque aún está en fase de desarrollo, ya se están barajando todas las posibles indicaciones. Una de ellas es la de promover que sirva como “administrador” de hormonas, y en consecuencia, la de trabajar como anticonceptivo con el que la mujer decidirá cuándo ser fértil.

Es decir, un chip que, implantado bajo la piel, pueda ir liberando levonorgestrel hasta el momento en que la mujer decida que deje de hacerlo. Entonces el efecto anticonceptivo dejará de funcionar, la mujer será de nuevo fértil, y así hasta el día en que decida volver a poner en marcha la liberación de la hormona. La duración del chip es de 16 años, que es muchísimo, y en el chip se incluirán los circuitos necesarios para poder ser manejado de manera inalámbrica. La implantación es sencilla y se realiza con anestesia local en menos de 30 minutos.

Detrás de ello están Bill y Melinda Gates, que a través de su fundación, en su programa de fertilidad, han decidido dar respaldo económico al proyecto. Los ensayos empezarán el año que viene y aún tienen que subsanar un problema mayor: hacer que el chip sea completamente seguro para que no pueda ser controlado de manera remota por nadie.

anticonceptivos subdérmicos en formato chip

Se calcula que el chip estará disponible para empezar a ser utilizado en el año 2018. Por entonces habrá evolucionado probablemente a nivel de tamaño (mide 20mm x 20mm x 0,7mm, que no es mucho, pero podría ser más pequeño) y quizás también a nivel de durabilidad, aunque como hemos comentado, 16 años parece una cifra nada desdeñable.

La duda, como siempre, radica en saber cuál será la aceptación. Como invento parece práctico y realmente cómodo, ya que no da pie a ningún tipo de olvido ni descuido, pero para ello tienes que llevar un chip bajo la piel y, sinceramente, no sé si a mucha gente le hará gracia.

SHARE WITH FRIENDS: