Home » Familia » Los hermanos mayores no deben cuidar siempre a sus otros hermanos

El cuidado y la crianza de los hijos es deber y responsabilidad de los padres a pesar de que seamos una familia (numerosa o no). Aunque los mayores puedan y deseen ayudar, no es ni debe ser su responsabilidad.

¿Por qué los hermanos mayores no deben funcionar como niñeras de los hermanos menores?

La situación nos pone a pensar en aquellas familias que tienen mas de 2 hijos y sobre todo, cuando entre ellos existe una diferencia razonable de edad, donde el mayor de pronto puede ayudar con el cuidado del mas pequeño.

Parecería inocente y hasta natural pedir ayuda entre los miembros de familia (los hijos) para que cuiden unos de otros de vez en cuando) y, podría comenzar, por ejemplo con detalles pequeños:  “Me voy a bañar, por favor echa un ojo a tu hermanito mientras lo hago”, así puede ser que el mayor ha “vigilado”(o no) al pequeño bebé y no ha pasado nada mientras nos damos una ducha o un baño y, si el bebé ha demandado algo, el mayor se ha esforzado por contenerlo. Hasta aquí, todos contentos y felices. Pero podría ser también que este asunto de las “ayudas” vayan incrementándose hasta convertirse de manera natural en responsabilidades que no les tocan a los hermanos mayores y, entonces vamos dejando “a cargo” a los hijos de mas edad de los menores.

El tema puede darse dentro del hogar mismo, en una salida, en una fiesta, mientras hablamos por teléfono en el medio de la calle , o mientras se quedan en el auto mientras bajamos a hacer algún trámite. La realidad es que todo esto complica cada situación porque cada una de ellas conlleva peligros impredecibles. Es decir; claro que esperamos que no suceda nada, pero podría ocurrir un accidente casero simple (una caída por la escalera, un golpe, una fractura, una quemadura, hasta un incendio…), y si algo saliera mal, el hijo mayor llevará toda la responsabilidad en la mente y en el corazón, ver a su pequeño hermano o hermana en riesgo, en peligro o lastimado. Ni hablar si el caso pasa a mayores y las consecuencias son fatídicas.

Algo para tomar muy en cuenta es que no hay que dejar al hijo menor con el hijo mayor si la diferencia de edad es menor a 12 años. Físicamente no podría cuidarlo: ambos son niños, ambos corren peligro, ambos son vulnerables, ambos requieren un adulto a cargo. Echar un ojo al bebé o al pequeño de la casa por unos minutos no resta nada, al contrario quizá los acerque mas como hermanos y se sientan parte de la logística de la familia con un rol importante, pero estamos hablando de “minutos”. Los niños son niños y no siempre tienen la capacidad de preveer o de evitar situaciones peligrosas, incluso podrían a veces provocar situaciones de alto riesgo. Los niños en situaciones reales corren riesgos reales y necesitan cuidados reales, de adultos presentes, involucrados y responsables.
Si la diferencia de edad es de 12 años o más, podrías tener una niñera en casa y lo justo sería que él o ella como hermanos mayores estuvieran de acuerdo y recibieran una paga por su trabajo o darle beneficios especiales que valore, sin perder de vista que se trata de una familia donde nos apoyamos el uno al otro.
Abusar de esta situación termina en adultos que acuden a terapia sin tener hijos propios porque crecen con la idea de que tener hijos es una carga excesiva. Así que la próxima vez que una necesite o busque apoyarse en un hijo mayor para que cuide al mas pequeño, es mejor analizar si es solo por un corto plazo de tiempo dentro de un espacio seguro y contenido y, que aún y todo una sigue a cargo de ambos hermanos.
SHARE WITH FRIENDS: