Home » Bebés » Los enormes beneficios del método canguro

metodo-canguro1

Según UNICEF, cada año nacen unos 15 millones de niños con un peso más bajo del normal, ya sea por un parto prematuro o por problemas durante el embarazo. De estos, alrededor de 500.000 mueren cada año, sobre todo en los países subdesarrollados, siendo los nacimientos prematuros la segunda causa principal de mortalidad infantil en niños menores de 5 años.

En muchos países, a los bebés con bajo peso, se les atiende en salas especiales dentro de incubadoras separados de la madre. Sin embargo, cada vez son más los estudios que demuestran que este aislamiento no es lo más beneficioso para su tratamiento. El método canguro es una manera de atender a los bebés prematuros manteniéndolos en contacto piel con piel con su madre. Su filosofía gira en torno al amor, el calor y contacto y la leche materna.

La OMS también apoya este método y de hecho ha realizado una guía práctica sobre cómo llevar a cabo el Método Canguro.

Las mamás tienen contacto continuo piel con piel con sus bebés prematuros o de bajo peso, con el fin de mantenerlos calientes y amamantarlos cuando fuera necesario. Los bebés prematuros no tienen desarrollado el sistema de regulación térmica y necesitan calor. El método canguro les proporciona el calor que necesitan. En países más desarrollados este método se utiliza como complemento a las incubadoras y demás cuidados médicos. De manera, que la madre no está en contacto piel con piel con su bebé las 24 horas. Sin embargo, en países con menos recursos, este método puede salvar vidas si se practica durante las 24 horas del día ya que en muchos centros hospitalarios no tienen incubadoras o no hay las suficientes.

Si bien el método canguro inicialmente fue desarrollado para los bebés prematuros, pero los bebés nacidos a término también pueden obtener beneficios porque el contacto con la madre, su calor, la leche materna y la protección que sienten son necesarios para su bienestar.

Características:

Contacto piel con piel temprano, continuo y prolongado entre la madre y el bebé. También puede hacerlo el padre u otro familiar. Preferiblemente se debe hacer durante las 24 horas del día y el bebé siempre debe estar en posición vertical.

Lactancia materna exclusiva y a demanda. Si no se consigue una ganancia de peso adecuada, la alimentación se suplementará con leche de fórmula.

Los bebés reciben el alta hospitalaria en menos tiempo.

Las madres necesitan apoyo y seguimiento cuando vuelven al hogar. Los bebés deberán seguir en contacto piel con piel con la madre o el padre, hasta que lo rechacen y se sientan incómodos (se empiezan a mover y están más inquietos).

Es un método amable y eficaz que evita el ajetreo que por lo general hay en las salas de pediatría.

SHARE WITH FRIENDS: