Home » Maternidad » Los chiquitos y la etapa del NO

Hacia los 20 meses, el chiquito/a necesita abrirse camino por su cuenta, separarse del resto y buscar su autonomía e independencia. El hecho de que, luego de “mamá” y “papá”, su próxima palabra aprendida sea “NO” tiene sus motivos, no está librado al azar.

El pequeño ya posee bastante autonomía porque puede jugar solo , ya camina, corre y hasta se trepa con bastante seguridad. Entonces, en la búsqueda de obtener mayor autonomía y en el desafío que implica lograr hacerse un individuo con ideas propias, para elegir diferenciarse, tiene que “defenderse” de lo que los papás, abuelos, tíos y otros adultos desean para él. Tan importante es para él ser capaz de decir “NO” como es el que se lo digan a él.

Lo recomendable es prestarle atención al pequeño y ver a qué cosas te dice “NO”. Puede hacerlo cuando no desea comer determinada comida o directamente no quiere comer nada. No hay que alarmarse ni forzarlo a comer. El pequeño no se va desnutrir y en cuanto desee y sienta hambre, volverá a comer el plato que se le brinde.

los chiquitos y la etapa del NO

Eso sí, no hay que consentirlo con la comida que busca obtener. Por ejemplo, si no quiere cenar carne y luego de 2 horas pide galletitas porque tiene hambre, hay que ofrecerle nuevamente ese plato de carne que antes había rechazado. También puede decir que “NO” para decir que no quiere jugar con el papá o la mama o algún hermano. Puede que desee jugar solo o bien que el resto juegue de la forma en que él espera. Dirá también “NO” a irse a dormir, a cambiarse de ropa, a bañarse, a ir a la casa de los abuelos, tíos o primos, etc.

El hecho de que el chiquito/a se ponga difícil y malhumorado y repita “NO”, hay que tomarlo como lo que significa : la búsqueda por ejercer su poder y llevar la “contra”, es una señal de que está creciendo y madurando. Como papás, hay que marcar pautas, firmeza  y límites e intentar explicarles demostrandoles ternura y contención.

 

SHARE WITH FRIENDS: