Home » Maternidad » ¿En cuáles países los niños son más felices?

chicos-felices-de-mundo

La felicidad de un niño es algo que todos deseamos, pero ¿qué opinan ellos mimos? ¿Hay diferencias entre países?  Los investigadores de la fundación suiza Jacobs han intentado hacer un “mapa de la felicidad” y han hablado con 53.000 niños de quince países para averiguar lo que piensan sobre sus familias, derechos, vida escolar y aficiones. Claro que, como todo, el concepto de felicidad varía de unas personas a otras y en el caso de los niños no iba a ser diferente. En este sentido, es destacable el hecho de que, según el estudio, los niños europeos otorgan mayor importancia para ser feliz a las relaciones personales, mientras que los niños africanos le dedican ese espacio a la vida escolar. ¿Será porque no tienen una vida muy fácil y simple o porque ir a la escuela, es algo a los que no todos tienen acceso? Sin duda, cuando la alternativa es tener que trabajar o realizar otras tareas propias de los adultos, la escuela se convierte en una tabla de salvación.

El proyecto Children´s world es una gran Encuesta Internacional de Bienestar Infantil (ISCWeB por sus siglas en inglés), un estudio de investigación a nivel mundial sobre el bienestar subjetivo de los niños. El estudio tiene como objetivo recoger datos fiables y representativos sobre las vidas de los niños y sus actividades diarias, su uso del tiempo y, en particular, sus propias percepciones y evaluaciones de su bienestar. Los niños a los que se preguntó, centrándose en su vida personal y escolar, tienen entre ocho y doce años. Los países en los que se realizaron las encuestas son Argelia, Colombia, Corea del Sur, España, Estonia, Etiopia, Alemania, Israel, Nepal, Noruega, Polonia, Rumanía, Sudáfrica, Turquía y Reino Unido. La mayoría de niños decían estar, en general, contentos con su vida. Los infantes más felices del mundo (o de los países consultados) viven en Turquía (el 78% se consideran totalmente felices), Rumanía, Colombia y Corea del Sur. El porcentaje más bajo de bienestar (menos de 5 sobre 10) varió entre menos de 2% en Rumania y Colombia a más del 7% en Corea del Sur y Sudáfrica.

En el tema de la felicidad no hay diferencias entre niños y niñas en los distintos países, en general. Las diferencias de género que sí se apreciaron en las encuestas estaban referidas a la satisfacción con uno mismo (el cuerpo, la apariencia y confianza en sí mismo) en Europa y Corea del Sur, pero no en los otros países de la encuesta en Asia, África y América del Sur.

En cuanto a la unidad familiar, el 61% de los pequeños nepalíes no viven solo con sus padres, sino también con sus abuelos, mientras que solo el 10% de los niños del Reino Unido, Estonia y Noruega están en contacto permanente con sus abuelos. La investigación también pone de relieve la prevalencia de niños que viven en dos casas diferentes en algunos países europeos: más del 10% de los niños en Noruega, Inglaterra y Estonia, un patrón que rara vez se ve en otros países de la encuesta. Los estonios y los polacos pasan más tiempo haciendo los deberes (¡seguro que también los españoles!) que los ingleses y los surcoreanos. En cuanto al tiempo libre, se ha visto que los niños de Nepal, Argelia y Sudáfrica suelen pasar su tiempo libre cuidando a sus hermanos y familiares, mientras que en Israel, Polonia y Noruega viven los niños más aficionados a practicar deporte y ejercitarse. El 77% de los menores noruegos dicen que están al tanto de sus derechos (y el 84% está convencido de que los mayores respetan esos derechos), mientras que tan solo el 36% de los ingleses los conocen.

Los hallazgos del informe se acaban de presentar en el Parlamento Europeo en Bruselas y se expondrán en una serie de conferencias en todo el mundo durante el resto del 2015. Este es el primer informe de la actual fase de la encuesta y más adelante se ampliarán los estudios.

Más allá de los resultados, que sin duda son interesantes, me parece loable que se tenga en cuenta a los pequeños y a su felicidad y bienestar. Que se les pregunte y, finalmente, se reflexione sobre ello. El propósito del proyecto y la gran encuesta es mejorar el bienestar de los niños mediante la concienciación de los niños, sus padres y sus comunidades, pero también entre los líderes de opinión, políticos, los profesionales y el público en general. Ojalá se actúe para mejorar la felicidad de los niños en el mundo, cambiando aquellos aspectos que se han visto que les puede hacer infelices y mejorando su calidad de vida. Algo en lo que, por supuesto, los padres también podemos contribuir.

SHARE WITH FRIENDS: