Home » Embarazo » Cuidados previos al embarazo

Antes de comenzar con la búsqueda de un bebé, existen varios items a tomar en cuenta para que luego, transitar el embarazo sea viable, apacible y sin complicaciones. Es importante saber que, si se padece sobrepeso, hipertensión arterial o diabetes, hay que tratarse y mejorar las condiciones clínicas.

Está demostrado que ser fumadora (activa o pasiva), consumir alcohol o drogas, influyen y perjudican notablemente en la maduración y crecimiento del futuro bebé durante el embarazo, por lo que es sumamente recomendable suprimir estos malos hábitos antes de la concepción.

Se debe mantener una alimentación equilibrada y consultar al médico antes de ingerir algún suplemento dietario. Por lo general, todos los médicos aconsejan tomar comprimidos de ácido fólico unos meses antes del embarazo, los cuales se seguirán tomando durante los 3 primeros meses de gestación. El ácido fólico colabora notablemente para el desarrollo correcto del cerebro y médula espinal del futuro bebé.

En lo que respecta a las infecciones, la mayoría son previsibles. Hay que realizar un análisis para el virus HIV (Sida), tanto a la futura mamá como al papá, ya que esta enfermedad se le puede transmitir al bebé si no se toman los recaudos necesarios. Existe una medicación para la mamá durante el embarazo para que así el bebé no corra riesgos. También es importante saber si se padece de sífilis mediante un análisis VDRL. Es una enfermedad curable y puede ser tranquilamente tratada previo al embarazo. En caso de que no sea tratada, al bebé le puede ocasionar daños neurológicos, óseos, en la sangre, entre otros. Otro test en sangre que se suele realizar es el de toxoplasmosis. Se trata de una enfermedad parasitaria que usualmente pasa desapercibida, pero la infección puede pasar al bebé y dañarlo a nivel neurológico, provocandole retrasos madurativos o ceguera. Hay que saber el estado serológico de la madre, y si el mismo da negativo, evitar la infección antes y durante el embarazo. Se deben lavar las verduras muy bien con agua potable, usar siempre guantes cuando haya que manipular carne cruda, no usar el mismo cuchillo u otro utensilio para las comidas crudas y cocidas. Si se tiene un gato, hay que cambiar las piedritas donde defeca todos los días y lavar ese recipiente constantemente y con guantes.

Con respecto a las vacunas, hay que aplicarse la de la rubéola porque esta enfermedad viral que habitualmente se manifiesta como brote en la piel, fiebre y ganglios inflamados, en una mujer embarazada puede ocasionar que el bebé recién nacido padezca de graves afecciones como malformaciones cardíacas, ceguera, sordera y retraso madurativo. También se recomienda aplicarse la vacuna contra la varicela, porque padecerla implicaría una alta chance de que el bebé nazca con secuelas en la piel, en las extremidades, trastornos neurológicos y oculares. Se recomienda evitar el embarazo en los 28 días posteriores a la aplicación de la vacuna.

Para la prevención de Hepatitis B, y si bien esta vacuna se le administra a todo recién nacido, es importante saber de antemano la serología de la mamá para este virus. En caso de que el resultado sea positivo, se tomarán mayores recaudos para el bebé al nacer mediante administración de gammaglobulina específica y vacuna. Si el resultado de la mamá es negativo, se puede aplicar la vacuna. para la prevención de difteria y tétanos, los obstetras suelen indicar la vacuna antitetánica cuando la mamá está cursando el 5to o 7mo mes de embarazo.

SHARE WITH FRIENDS: