Home » Niños » ¿Cuáles son los trastornos del lenguaje en los niños?

Disgrafía : se trata de un trastorno que se manifiesta en la dificultad para escribir las palabras de manera ortográficamente adecuada.

Afasia : es un trastorno causado por lesiones en las partes del cerebro que controlan el lenguaje. Es la pérdida de capacidad de producir o comprender el lenguaje, debido a la lesiones en áreas cerebrales especializadas en estas áreas. Puede dificultar la lectura, la escritura y expresar lo que se desea decir. Otras causas pueden ser los tumores cerebrales, las infecciones, las lesiones y la demencia. El tipo de problema que tenga y la gravedad dependerán de la parte del cerebro que sufrió el daño y de la magnitud del mismo.

Disfasia : es un trastorno del lenguaje parecido a la afasia, la diferencia radica en que se utiliza disfasia cuando el trastorno se presenta en la infancia causado por lesión cerebral ya sea por falta de oxigeno al nacer o por trauma cráneo encefálico o por enfermedades como la meningitis, encefalitis, etc. que invaden el sistema nervioso central.

Disfemia/Tartamudez :es una perturbación de la fluidez de la expresión verbal caracterizada por repeticiones o prolongaciones involuntarias audibles o silenciosas, durante la emisión de cortas unidades de habla, es decir, de los sonidos, las sílabas o las palabras monosílabas.La tartamudez o disfemia se inicia típicamente en la edad preescolar, alrededor de los 3 años de edad, sin que exista en la mayor parte de los casos un motivo desencadenante. En general, hay un componente familiar de predisposición a la tartamudez. El trastorno no es la consecuencia de un problema psicopatológico, sino que más bien tiene consecuencias psicológicas negativas al cronificarse y complicarse con la evolución.

Dislalias : son alteraciones en la articulación de algún o algunos fonemas bien por ausencia o alteración de algunos sonidos concretos del habla o por la sustitución de estos por otros, de forma improcedente, en personas que no muestran patologías del sistema nervioso central, ni en los órganos fonoarticulatorios a nivel anatómico. Estas alteraciones perduran más allá de los cuatro años, hasta entonces aparecen muy frecuentemente. Son las más frecuentes y conocidas de todas las alteraciones del lenguaje. Los niños y niñas que presentan dislalias en su habla presentan: una presencia de errores en la articulación de sonidos del habla (Sustitución, distorsión, omisión o adición) al principio, en medio o al final de las palabras, tanto en su lenguaje coloquial como en repetición de esos sonidos cuando se le da un modelo de palabra que los contenga, suele tener más de cuatro años, no existe evidencia, ni diagnóstico de hipoacusia, trastornos neurológicos, deficiencia mental, ni cambio idiomático.
El tratamiento de la dislalia es principalmente rehabilitador del lenguaje oral por medio de fonoaudiología, por tanto cuanto más se trabaje sobre ello mejor será su lenguaje y posterior evolución.
Tipos:
Dislalia audiógena: por problemas auditivos.
Dislalia evolutiva: hay una fase en el desarrollo del lenguaje en el que el niño no articula bien o distorsiona algunos fonemas porque aún no posee una madurez cerebral y del aparto fonoarticulador necesarios para la correcta articulación de los fonemas.
Dislalia funcional: defecto de la articulación por una función anómala de los óganos periféricos sin que existan trastornos o modificaciones orgánicas.
Dislalia orgánica/disglosias: trastorno de la articulación provocado por lesiones o malformaciones en los órganos articulatorios periféricos.
Dislalia orgánica/disartrias: son alteraciones del habla a consecuencia de una afectación en el SNC que provoca hipotonía e hipertonía.
trastornos del lenguaje en los niños
Mutismo: se trata de un trastorno adquirido del lenguaje, o desaparición de un lenguaje ya existente, sin que haya lesión cerebral. Es la inhibición del habla en una, varias o muchas situaciones sociales, incluyendo la escuela, a pesar de tener capacidad para hablar y comprender el lenguaje. Algunos pueden comunicarse mediante gestos, con afirmaciones o negaciones con movimientos de cabeza o, en algunos casos, utilizando monosílabos o expresiones cortas. Lo más frecuente es que el niño no hable en la escuela, aunque sí en casa y que se niegue a hablar con adultos desconocidos. El mutismo más grave es la inhibición del habla en todas las situaciones. El rechazo a hablar no es, sin embargo, debido a un déficit grave del lenguaje o a otro trastorno mental. Podría hablar, aunque fuera mal, pero no lo hace. En algunos casos, la alteración dura solo varios meses, aunque puede perdurar varios años, si no se inicia tratamiento psicológico. Puede haber un deterioro grave del funcionamiento social y escolar.
Disglosia: es una alteración o defecto de la articulación de los fonemas producida por anomalías, congénitas o adquiridas, en los órganos del habla. Se distinguen disglosia dental, labial, lingual, mandibular y palatina. Las causas pueden ser: malformaciones congénitas craneoencefálicas,trastornos del crecimiento, parálisis periféricas, lesiones orofaciales, extirpaciones quirúrgicas. El tratamiento dependerá del tipo de malformación que presente el paciente. Para obtener buenos resultados en la rehabilitación será necesario que el logopeda realice una exploración exhaustiva de los órganos bucofonatorios, para averiguar si las estructuras orgánicas relacionadas con el habla son competentes, teniendo en cuenta la forma, el tamaño y las interrelaciones entre dichas estructuras y sus funciones.
Disfonías : anomalías en la voz, defectos manifestados en la calidad de la voz por alteraciones anatómicas, fisiológicas o psíquicas que afectan al aparato vocal. Su grado máximo se llama afonía. Pueden ser:
Laringofonías: provocadas por mala impostación vocal, ronquera, laringitis funcional o fonastenia o cansancio vocal.
Rinofonías: alteraciones de la resonancia abiertas (el aire se escapa por la nariz) o cerradas (obstrucción nasal).
Dislogia: son anomalías en la logica y contenido de la expresión verbal debido a alteraciones del pensamiento. La dislogía que en general, en sí son trastornos de lenguaje causados por defecto de inteligencia: logorrea, verbigeración, ecolalia, estereopia, etc.
Este trastorno es originaod por padecimientos de otro trastorno como la polilogia, que las personas que la presentan hablan constantemente usando palabras de su invención sin hilación. Solo en las dislogias que presentan los oligofrénicos profundos tiene intervención el terapista de lenguaje. El diagnóstico y tratamiento de las dislogias que se observan en los neuróticos, psicóticos y dementes, deben ser tratados exclusivamente.Para el especialista en la rehabilitación de niños y adultos con trastornos de la audición y del lenguaje, el estudio de las dislogias tiene un interés más teórico que práctico, pues el estudio de las alteraciones del pensamiento entra en el campo de la psiquiatría.
La ecolalia como síntoma de este trastorno, lleva al enfermo a repetir palabras que oye, como si fuera un eco de los demás.

Anartría: se llama así al cuadro que surge como consecuencia de una lesión encefálica adquirida después de la integración del lenguaje. Hay trastornos en la elocución o sea en la capacidad de expresarse.Esta puede faltar totalmente o puede estar circunscripta a algunos monosílabos que son utilizados con diversas inflexiones en diferentes funciones comunicativas.
Dislexia : se trata del problema para aprender a leer que presentan algunos niños con un coeficiente intelectual normal y sin la presencia de otros problemas físicos o psicológicos que puedan explicar las dificultades.Se ha de tener en cuenta que aunque dislexia se refiera etimológicamente a problemas en la lectura, normalmente se presenta junto con dificultades en la escritura o disortografía. Por ello sería más lógico hablar de problemas para aprender a leer y escribir, lectoescritura.
SHARE WITH FRIENDS: