Home » Actualidad » ¿Cuáles son las necesidades educativas para un niño con altas capacidades?

Hoy en día se defiende una educación inclusiva que haga frente a las necesidades de todo el alumnado. Entre estos, se encuentran los estudiantes con altas capacidades. Hay que tener en cuanta que, aunque estos niños tengan desarrolladas en mayor medida que sus compañeros unas determinadas habilidades, también requieren ayuda para potenciarlas.

El sistema educativo tiene la responsabilidad de ofrecer al alumnado con altas capacidades alternativas adecuadas a su diversidad y diferencia en el uso de conocimientos, recursos y habilidades. El hecho de no atender debidamente a los alumnos con altas capacidades puede causar problemas importantes, tanto en la propia persona como en la sociedad. La falta de apoyo y estímulo hacia estos estudiantes impide que desarrollen sus cualidades y puede suponer su fracaso escolar. Así como un fracaso para la propia sociedad, ya que implica la pérdida de recursos humanos valiosos para el impulso del país.

Además, para poder atender a sus necesidades educativas, el colegio debe tener en cuenta:

  • El ritmo de aprendizaje.
  • Los intereses.
  • Las motivaciones.
  • El nivel de competencias.

Los niños que presentan altas capacidades pueden tener diversos problemas a lo largo de su desarrollo evolutivo, como:

  • Tener problemas de socialización y comunicación.
  • Presentar tendencia al aburrimiento.
  • Sufrir un desfase con respecto a su edad.
  • Experimentar miedo o ansiedad ante tareas en las que no tienen la competencia requerida.
  • Ser demasiado perfeccionista y autoexigente.

Estas características no son generalizables a toda la población de altas capacidades, sino que dependen de cada persona. De hecho, se puede decir que dicho colectivo es muy heterogéneo, por lo que se debe intervenir con cada alumno de forma personalizada. Pero lo que está claro es que este tipo de estudiantes necesita encontrarse con ambientes estimulantes, con la intención de no frenar sus intereses ni su afán de conocimiento.

Desde la escuela, deben seguirse una serie de estrategias de intervención para paliar los problemas anteriormente comentados. En este sentido, el colegio puede optar por tres alternativas:

  • Aceleración: pasar al estudiante a un curso superior.
  • Agrupamiento: sacar a una determinada hora al alumnado de altas capacidades del aula ordinaria y plantearles la realización conjunta de proyectos o actividades.
  • Enriquecimiento del currículum: es la mejor decisión y la más inclusiva. Se trata de ofrecer una amplia gama de actividades que se pueden realizar en el aula, y en la organización ordinaria del centro educativo. Su finalidad es proporcionar aprendizajes más ricos y variados teniendo como referencia y punto de partida el currículo de las diferentes áreas.

Si se opta por la tercera opción, el docente debe plantearse la metodología utilizada y enriquecerla a través de diversas medidas. Pero, para seleccionar las tareas y estrategias que pueden resultar más motivadoras y eficaces, es preciso observar al alumnado y conocer: las capacidades, los intereses, los estilos de aprendizaje.

Por otro lado, el alumno con altas capacidades puede necesitar un apoyo más específico, el cual puede ofrecer el profesorado de Pedagogía Terapéutica (PT). Estos profesores sirven de ayuda para motivar y estimular al estudiante en su aprendizaje. Así como para apoyar al profesorado tutor en la intervención educativa con este niño. También pueden trabajar, si se considera conveniente, en el entrenamiento de habilidades sociales del estudiante con altas capacidades. También, la institución educativa debe contar con una oferta variada de materiales y recursos que permitan al profesorado la planificación de actividades basadas en el aprendizaje activo y la investigación.

En este sentido, se recomienda contar con:

  • Una biblioteca con un amplio catálogo de libros que resulten interesantes para el alumnado.
  • Instrumentos de laboratorio.
  • Materiales audiovisuales.
  • Recursos informáticos.

En resúmen: hay que ofrecer a los alumnos con altas capacidades recursos para potenciar el desarrollo de sus habilidades y cualidades. Esto es tan importante como dar una respuesta educativa adaptada al alumnado con algún tipo de discapacidad o dificultad de aprendizaje. Porque en ello se basa la escuela inclusiva, en ofrecer una enseñanza equitativa para todos los niños.

SHARE WITH FRIENDS: