Home » Embarazo » ¿Cuáles son las molestias más comunes en el embarazo?

Salvo que exista alguna contraindicación médica, durante el transcurso del embarazo la futura mamá no debería dejar de lado su ritmo de vida. Muchas mujeres que trabajan en relación de dependencia, por ejemplo, buscan hacerlo hasta último momento para luego destinar el mayor tiempo de la licencia a estar con el bebé recién nacido. A veces, esto puede lograrse, otras veces se torna complicado, sobre todo en casos en los que por alguna condición se debe hacer reposo.

dolor espalda en embarazo

El último trimestre del embarazo suele ser el que más molestias presenta. Las razones son lógicas : el bebé ya ha crecido bastante, la panza está enorme, nos cuesta movrnos libremente, descansar bien, dormir cómodas, etc. Existen muchas molestias que son muy comunes en todas las mujeres embarazadas, pero también éstas pueden aliviarse tomando en cuenta ciertos consejos.

  • Dolor de espalda y/o cintura : los cambios corporales generan un aumento de la lordosis lumbar y la sobrecarga de los músculos. El resultado: un malestar que se hace más fuerte al final del día y a medida que la panza va creciendo. ¿Cómo prevenirlo? En la oficina, tener cuidado de mantener la columna lumbar siempre apoyada en el asiento. Si es necesario, con el uso de algún almohadón intermediario. Ya en casa, masajear la zona dolorosa con una pelota de tenis.
  • Rodillas y tobillos hinchados: las articulaciones inferiores reciben un aumento de más del 20% del peso con el que se comienza el embarazo. La solución para esto es elegir zapatos bajos, con buen arco y contrafuerte. Además, seguir un plan de actividad física que brinde más flexibilidad. Las caminatas y el trabajo de fuerza con poco peson son la alternativa recomendada por la Organización Mundial de la Salud para esta etapa.
  • Disminución de edemas: en el último trimestre, la retención de líquidos provoca pesadez en las piernas y el adormedimiento de las muñecas y manos. El reposo con piernas elevadas, la movilización de los pies y rodillas y las caminatas permitirán aliviar estos síntomas. Para las manos, conviene hacer cada 40 minutos, durante el horario de trabajo, ejercicios de flexibilidad de hombros, codos y manos.

Es cierto que el embarazo no afecta a las mujeres de la misma manera, pero de todas maneras es imprescindible que conocer las formas de prevenir las lesiones y malestares.

SHARE WITH FRIENDS: