Home » Bebés » Consejos importantes a tomar en cuenta con los recién nacidos

El chiquito recién nacido no requiere de excesivas cuestiones en materia de seguridad dentro de la casa porque aún no se mueve mucho y la mayor parte del tiempo va a depender de los cuidados de los padres. Por eso, aún no es necesario colocar aparatos de seguridad en cajones o puertas en las escaleras. A pesar de ello,  sí se pueden generar algunos factores de riesgo que deben ser atendidos.

Alzar al bebé: los especialistas señalan que lo importante en cuanto a la seguridad de los bebés recién nacidos es estar prevenidos principalmente en los momentos en los que se manipula el pequeño, porque son en estas situaciones en las que se registran los mayores accidentes.

Seguridad en la cuna: más allá de los colores y la forma de la cuna, lo que debe importar es el colchón que va dentro de ella. El consejo es que sea duro (dormir sobre una superficie dura disminuye el riesgo de muerte súbita en el niño) y, que encaje perfectamente para que el bebé no pueda correr el riesgo de caer entre algún espacio que exista en las barandas de la cuna y el colchón. Se debe evitar recostarlo sobre alguna almohada blanda o algún peluche. Además, los bebés recién nacidos siempre deben dormir boca arriba y abrigado con su ropa, ni siquiera con una manta, porque puede enredarse y aumentar el riesgo de asfixia.

No tener muebles cerca de la cuna: si bien un bebé recién nacido es muy chiquito para lograr treparse a los muebles, es importante alejar estos objetos de la cuna, porque aunque parexzca algo bien totnto, cualquier movimiento puede hacer que televisores, libros o artefactos pesados caigan dentro de la cuna y pongan en peligro la vida del bebé. Antes de arreglar el cuarto del bebé, hay que cerciorarse de no comprar muebles muy altos, y no ubicar la cuna cerca de alguna ventana por la que el niño, cuando esté más grande, pueda trepar.

consejos-importantes-a-tomar-en-cuenta-con-los-recien-nacidos

El momento del baño: la mayoría de los accidentes con bebés ocurren al momento del baño, un pequeño descuido puede provocar que el bebé se resbale o pueda ahogarse dentro de la bañera. Lo importante es no dejarlo solo ni un sólo segundo y, de ser posible, en los primeros días bañarlo junto a otra persona. Al momento de elegir bañeras, existen muchas que justamente han sido diseñadas para evitar ahogamientos, por lo que es importante comprar la que mayores beneficios de seguridad brinde. También hay que tener cuidado a la hora de manipular al bebé en el baño y sostenerlo de manera firme para que no se resbale.

Cambio del pañal: aunque un bebé recién nacido pueda parecer muy pequeño para realizar movimientos bruscos, muchos bebés desarrollan su fuerza en los primero días de vida, por lo que pueden rodar o girar y caerse de una superficie alta. La regla principal es este aspecto es no confiarse, porque desatenderlo un segundo o salir un momento a atender algo imprevisto mientras el bebé está en la cama o en un superficie alta es muy peligroso.

SHARE WITH FRIENDS: