Home » Embarazo » ¿Cómo trabaja la sofrología prenatal?

sofrologia prenatal copy

No es nada nuevo el hecho de que, en nuestra vida cotidiana, las técnicas de relajación, meditación o visualización están adquiriendo cada vez más una mayor importancia. No son pocas las personas que se han inclinado a una búsqueda de técnicas que les permiten calmar la mente y disminuir el nerviosismo y el estrés.

La sofrología es el estudio de la conciencia en equilibrio y consiste en ser una técnica que unifica los conocimientos científicos occidentales con las técnicas de meditación y relajación procedentes de la cultura oriental como el yoga o el zen.
La sofrología prenatal, está dirigida a controlar la respiración durante las contracciones y a disminuir la ansiedad en el momento del parto para transitarlo en forma tranquila y hasta llegando a disfrutar de este momento único y perdurable en nuestra memoria y emociones que consiste, nada más y nada menos, que en el nacimiento de un hijo.
Con esta técnica se adquieren habilidades de visualización de las diferentes etapas del embarazo hasta el momento del parto y el nacimiento del bebé, lo que ofrece la posibilidad a la gestante de anticiparte a los momentos de mayor intensidad y poder controlar sus emociones, evitando el pánico o la inseguridad ante lo desconocido. También se realizan ejercicios de estimulación muscular, concentración y trabajo de conciencia del propio cuerpo para poder actuar sobre él de forma localizada.
Se busca que la respiración controlada ayude a controlar el dolor de las contracciones uterinas, relajando el cuerpo y mejorando la recuperación entre una contracción y otra. Llegado el momento del expulsivo ayuda a empujar de forma adecuada. Los ejercicios se realizan con los ojos cerrados y con la mente y el cuerpo relajados, respirando con tranquilidad e intensidad, hasta alcanzar una calma que dejar el cuerpo y la mente en un estado entre la vigilia y el sueño.

Ventajas de la Sofrología prenatal

  • Mejorar el control emocional para adaptarse a los cambios físicos y psicológicos.
  • Gestionar el estrés y los temores propios del embarazo
  • Apreciar la presencia intrauterina del bebé reforzando la comunicación materno-filial
  • Aprender a controlar el dolor durante las contracciones
  • Vivir un parto sereno
  • Potenciar las emociones positivas durante el embarazo, el parto y el postparto.
  • Facilitar una convivencia positiva durante los primeros meses tras el parto.
SHARE WITH FRIENDS: