Home » Bebés » ¿Cómo son las primeras horas del bebé recién nacido?

Las primeras horas luego del parto, representa esa instancia irrepetible que tiene una pareja de comunicarse, contenerse, observarse y observar la familia que forman.

Es muy importante que la mamá, en la medida que pueda, tenga en brazos a su bebito, y mejor aún, lo mantenga en contacto con su piel y muy cerca de su pecho, para que el pueda sentir los latidos de su corazón y se tranquilice, por simular la situación de contención de la gestación.
El neonato va a dormir durante la mayoría de las primeras horas de vida, y solo se despertará espontáneamente cuando sienta hambre. El llanto representa una forma de alivio al stress que le genera estar fuera del útero materno. Todo es nuevo para el recién nacido y de alguna forma, las nuevas experiencias le resultan incómodas. Son los papás los indicados para consolarlo y protegerlo, ya que la sensibilidad del bebé, a través de sus sentidos (olfato y tacto) los reconoce efectivamente.
Por todo esto es ideal restringir las visitas en el primer día de vida, a las personas más cercanas y más importantes de la pareja, y no extender las visitas masivamente, ya que eso resulta molesto para el recién nacido.
Luego del parto, la madre habitualmente se siente muy dolorida y emocionada al mismo tiempo.
Por ello no se recomienda recibir visitas durante las primeras horas, ya que es fundamental preservar este espacio para que ambos padres y el bebé se conozcan y se repongan.

cómo son las primeras horas del recién nacido
Los recién nacidos generalmente demoran unos días en estar despiertos, están muy somnolientos y les cuesta alimentarse, pero con que tome solo un poco de calostro es suficiente. La bajada de la leche suele ser muy abrupta y generalmente provoca dolor. Es difícil para el bebé prenderse de la areola, y entonces se prende del pezón, y esto a veces lastima los pechos de la madre.
Si la mamá se saca un poco de leche antes de la mamada, esto se puede minimizar. Las enfermeras pueden explicar esa técnica. Durante los primeros días la cantidad de leche producida puede ser mayor a la demanda, y por eso es necesario que la extraigan manualmente. Paulatinamente se producirá solamente la cantidad de leche que el niño necesita.

Pero como todo es nuevo para la reciente mamá, y se siente demasiado responsable, y a veces temerosa o con culpa, por todas las instancias que realiza en los primeros días con su bebé, es que necesita todo el apoyo, ayuda práctica y contención. El padre ocupa el lugar durante y después del trabajo de parto, de contener a la mamá y al bebé. Es muy importante que pueda poner los límites a los excesos de las visitas, los llamados telefónicos, y las preguntas repetitivas.

 

SHARE WITH FRIENDS: