Home » Lactancia » ¿Cómo se resuelve la mastitis?

Es confuso hablar de mastitis ya que se trata de una expresión genérica (literalmente “inflamación de la mama”) que distintos profesionales e investigadores usan para referirse a patologías causadas por distintos tipos de cepas bacterianas y con distinta sintomatología.

Cuando estás amamantando uno de los principales problemas que pueden aparecer es la “mastitis”. Resulta algo confuso hablar de mastitis ya que se trata de una expresión genérica (literalmente “inflamación de la mama o del pecho”) que se usa para referirse a patologías causadas por distintos tipos bacterias y con distinta sintomatología.

Mastitis significa inflamación de la mama y es una complicación de la lactancia. Puede ser causada por una obstrucción que no ha sido tratada, por una infección o por una alergia.

Características clínicas de la mastitis (Síntomas):

  • Pechos inflamados (uno o ambos).
  • Malestar general (dolor, hiper sensibilidad) y fiebre mayor a 38 grados C.
  • Los síntomas se manifiestan de forma súbita.
  • Parte de la mama está sensible, enrojecida, hinchada, y dura.

Hay que sospechar que la mastitis puede ser infecciosa si:

  • Hay grietas en el pezón que puedan estar infectadas: (virus, hongos o bacterias) pueden entrar en el pecho a través de estas grietas.
  • Los síntomas no mejoran o empeoran después de 12-24 horas a pesar de seguir las recomendaciones de tratamiento.
  • Cultivos bacterianos son positivos.
  • Este tipo de infección suele ocurrir en ambos pechos y el bebé suele ser menor de 2 semanas de edad.

Estudios para el diagnóstico de la mastitis infecciosa:

No suele ser necesario llevar a cabo estudios diagnósticos en una mujer con mastitis al menos que:

  • No ha habido ninguna mejoría después de 48 horas de antibióticos.
  • La mastitis es grave antes de que se receten antibióticos.
  • La mastitis es recurrente.
  • Si la mastitis se manifiesta durante las primeras 2 semanas después del parto puede deberse a una infección intra-hospitalaria.
  • Con receta médica se puede tomar los antibióticos (como flucloxacilina y eritromicina) previa evaluación clínica.

Pasos a seguir para resolver una mastitis:

A pesar de que la mastitis es muy dolorosa y puede darte gran malestar general se suele solucionar rápidamente siguiendo el tratamiento recomendado. El tratamiento para la mastitis es el mismo que para una obstrucción o conducto tapado.

  • Asegúrate de que el agarre al pecho del bebé es el adecuado. Debe ser un agarre asimétrico, con los labios del bebé deben de estar evertidos (boquita de pez), la barbilla del bebé debe rozar el seno de mamá y la nariz del bebé estar ligeramente despegada del seno, no debe agarrar solo la punta del pezón, sino más área. Mejorar el agarre del bebé mejorará la extracción de leche, evitará la aparición de grietas y si el pezón ya las tiene, un buen agarre ayudará a resolver el problema. En esto puede ayudarte una asesora o consultora de lactancia.
  • Evita obstruir el flujo de leche, como sosteniendo el pecho con la mano muy cerca del pezón o usando ropa demasiado apretada.
  • Es recomendable ofrecer el pecho afectado con frecuencia, si es posible cada 2 horas. Ofrece siempre ese pecho primero para asegurarte de que drenas toda la leche.
  • Si el pezón está muy lastimado se recomienda usar una pezonera suave de silicona en lo que ocurre la recuperación del tejido. La pezonera debe esterilizarse.
  • Si no aguantas la succión del bebé puedes intentar usar el saca leche en una velocidad suave.
  • Si todavía parece que queda leche en ese pecho puedes intentar extraerla de forma manual masajeando sobre todo la zona afectada (aunque esto puede resultar doloroso) hacia el pezón. No te olvides del otro pecho que también debe ser drenado de leche (también se debe extraer la leche si todavía queda en ese pecho).
  • Antes de las tomas puedes aplicar calor húmedo (mediante una ducha con agua caliente o compresas calientes) o seco (con una bolsa de agua o almohada eléctrica) en la zona afectada.
  • Si estos métodos no funcionan, puedes masajear suavemente el pecho con un movimiento firme hacia el pezón a la vez que aplicas el calor. También puedes masajear la zona afectada durante las tomas, siempre hacia el pezón.

A veces durante ese masaje se llega a extraer un material de color marrón o verdoso y graso o fibroso en consistencia; aunque ésto no siempre aparece. Una vez este material ha sido extraído los síntomas de una obstrucción mamaria suelen desaparecer.

  • Después de una toma (y después de asegurarte que la leche sobrante ha sido extraída) puedes aplicar compresas frías para aliviar la inflamación y el dolor.
  • Si tienes grietas en el pezón éstas se deben tratar.
  • Una buena dieta y descanso pueden ayudar a mejorar el sistema inmune.
  • Para aliviar el dolor consulta a tu médico para asegurarte cuáles son los analgésicos y las dosis adecuadas que puedes tomar. NO te auto mediques.
  • Si hay mastitis, puede haber rechazo por parte del bebé hacia el seno ya que la leche puede tener sabor salado debido a que los niveles de sodio y cloro en la leche están más elevados.
  • Si no se drena el seno afectado empeora la mastitis.

Tratamiento de la mastitis infecciosa:

  • Si los síntomas no mejoran o si empeoran después de 12-24 horas siguiendo estas recomendaciones debes consultar a un médico. En este caso, la mastitis se suele tratar como infecciosa y se suelen recetar antibióticos.
  • Si los síntomas no mejoran después de 48 horas de tomar antibióticos, consulta a tu médico otra vez porque es posible que sea necesario un cultivo de leche para averiguar si la mastitis es causada por una bacteria, un virus o un hongo. Y si es causada por una bacteria puedes necesitar que se te cambie el antibiótico pautado.

Prevención de mastitis:

  • Asegurar que el agarre es el adecuado.
  • Evitar el destete súbito o la restricción de tomas. Se debe amamantar a demanda y a menudo.
  • Asegurar de que el bebé termina el primer pecho antes de ofrecerle el siguiente.
  • Evitar el uso de chupetes, biberones, suplementos e intentar amamantar exclusivamente durante los primeros 6 meses.
  • Es importante evitar comprimir los pechos con ropa, bolsos pesados o con la mano.

Otras causas de mastitis son:

  1. Destete súbito (no gradual).
  2. Intervalos largos entre tomas o reducción del número de tomas, sobre todo cuando el bebé empieza a dormir toda la noche.
  3. El bebé prefiere mamar de un lado, por lo que el otro pecho no se drena de forma adecuada.

Presión en el pecho debido a:

  1. La madre suele llevar un bolso muy pesado.
  2. El cinturón del coche está demasiado apretado.
  3. La madre lleva ropa apretada.
  4. La madre duerme boca abajo.

En general se recomienda una dieta que incluya frutas y verduras porque ayudan a prevenir infecciones, beber agua frecuentemente porque esto ayuda a prevenir la aparición de conductos bloqueados, reducir la cantidad de grasas saturadas (como la grasa animal) en su dieta.

SHARE WITH FRIENDS: