Home » Bebés » ¿Cómo hago para elegir el pañal adecuado para mi bebé?

No hace falta aclarar que los pañales son uno de los productos imprescindibles para la higiene y el cuidado del bebé desde su nacimiento. Por eso, es tan importante saber cuál es el que mejor se adapta a las necesidades de cada chiquito/a y de la misma familia que se ha conformado.

El pañal debe cumplir con una serie de características que garanticen que no irritarán su piel y lo dejarán dormir cómodo toda la noche libre de accidentes. Se debe recordar que los bebés utilizan en promedio 5 pañales diarios y para elegir un buen pañal siempre hay que fijarse en su comodidad, correcta higiene y el cuidado de su piel.

Lo primero para elegir un buen pañal es conocer el peso del bebé, así se puede seleccionar el alle que sea correcto. Si observamos que el bebé está al límite de peso en relación a la talla del pañal, lo mejor es pasar a un talle siguiente para evitar que se pase, que necesite muchos cambios en el día o incluso, que los bordes aprieten su entrepierna. En el caso de los recién nacidos, hay que tener en cuenta que su piel es muy delicada, especialmente durante sus primeros días donde es más probable que presenten irritación y enrojecimiento. Por ello, es fundamental elegir el mejor pañal. Además, durante las dos primeras semanas aún tendrá el cordón umbilical y este debe permanecer fuera del pañal y, los pañales para recién nacidos presentan un corte que favorecerá la correcta cicatrización y prevendrán infecciones.

Existen muchos tipos de pañales y la principal característica es su absorción. Durante los primeros días de vida o si tu bebé tiene las deposiciones muy líquidas, será fundamental que el pañal cuente con refuerzos o gel que prevengan accidentes, además de disminuir la exposición de la piel a los desechos para prevenir irritaciones. La suavidad es otra cualidad importante ya que si el pañal es muy duro podría dañar la piel de tu bebé. Si es más grande e inquieto, puede lastimar con los bordes o el contorno del pañal sus piernas. Y de ahí surge otra característica fundamental, la flexibilidad, ya que a medida que tu bebé va creciendo, es vital ver la respuesta del pañal al movimiento del día a día, sus juegos y nuevas actividades que va realizando junto a su desarrollo, por lo que los modelos anatómicos serán la mejor opción facilitando la libertad de movimiento.

SHARE WITH FRIENDS: