Home » Bebés » ¿Cómo fomentar el sentido del equilibrio del bebé?

3 meses y 11 dias

El aparato vestibular es el encargado del sentido innato del equilibrio. Se hace presente cuando uno está a punto de caerse o nos vemos enfrentados a un movimiento brusco. Esta sensación de pérdida de equilibrio es percibida mediante unos finos canales semicirculares ubicados en el oído interno.

En el caso del bebé, se puede ir observando como su sentido del equilibrio se perfecciona, hasta que pueda sostener su cuerpo y mantenerse erguido sin ninguna ayuda, por sus propios medios. Los primeros días de vida el bebé habitualmente adopta una posición sobre sí mismo, en la misma posición cómoda en la que ha estado 9 meses en la panza de su mamá. Luego, con el pasar de los meses irá adoptará nuevas posturas y, en la medida que sus nervios se recubran de mielina, podrá controlar sus movimientos y fortalecer sus músculos.

1 mes y 20 dias B09-04 E

Si lo sostenés en brazos, ayudarás a que logre desplegarse y a la vez sentirse protegido de la inestabilidad que le provoca la gravedad. El vaivén de tu cuerpo estimula su sentido del equilibrio y lo relaja porque le recuerda el ambiente intrauterino. Cuando cumpla los 2 meses vendrá el desafío de sostener la cabeza, lo que será posible al ir fortaleciendo los músculos del cuello. Más adelante, al tercer o cuarto mes comenzará a rodar y girarse de un lado a otro.

27-03 A

Se ha comprobado que los bebés que son cargados en canguros o mochilas desarrollan más fácilmente su sentido del equilibrio, logrando sentarse y caminar antes. Esto se debe a que el vaivén de estos medios de transporte estimula su sistema vestibular. Por lo tanto es muy útil utlizar estos elementos cuando tengamos que movernos y llevarlo con nosotras. Otra manera de fomentar su sentido del equilibrio es tomarlo en brazos procurando que se incorpore sobre tu hombro con su cabecita erguida. También, a partir del segundo mes, se puede colocar al bebé boca abajo sobre una mantita en el suelo para que le estimules a levantar su cabeza. Esto debes hacerlo siempre manteniendolo vigilado para que no caiga o se duerma. Por último, una cuna o hamaca que permita balancearle puede ser muy útil para su sentido del equilibrio.

SHARE WITH FRIENDS: