Home » Bebés » Cómo elegir la cuna ideal para nuestro bebé

El momento de la elección de la cuna para nuestro primer bebé suele ser un tema simple o tornarse complicado y terminar llenándonos de dudas. Armar el cuarto posee ciertas particularidades y hay que tomar en cuenta algunos detalles.

Al momento de planificar la habitación de quien será el nuevo integrante de la familia, hay que tomar en cuenta principalmente qué tipo de cuna compraremos y colocaremos. Las medidas y características van a variar dependiendo del espacio disponible y el tipo de crianza que vaya a recibir ese chiquito. Un mueble cambiador, que también estará sujeto da espacio disponible. Es ideal que éste cuente con lugar de guardado para los pañales, productos de aseo, e incluso permita tener a mano sábanas y algo de ropa. Para eso, podrá incluir puertas con estantes regulables o un pequeño ropero. Las medidas estándar para este tipo de mueble son de 0.60m ancho x 0.70m largo x 0.80m de alto. En caso de no contar con un placard, es muy práctico incorporar un ropero o una cómoda. También un sillón para amamantar es de mucha utilidad. En cuanto a la iluminación, habrá que disponer de una luz general y una más tenue (que no perturbe el descanso del bebe en caso de que debamos ingresar a la habitación en horas de la noche).

P1100372 copy

Si va a ser criado bajo la práctica de colecho (en la que bebés o niños pequeños duermen con uno o ambos padres), habrá que tener en cuenta el tamaño de la habitación; porque la cuna debería colocarse al costado de la cama matrimonial. Para este caso, las medidas ideales son 1,20m x 0,60m, teniendo en cuenta que la altura de la cuna debe ser la misma que la de la cama de los padres, y se podrá utilizar aproximadamente hasta los 24 meses. Para que su uso sea más articulado puede incluir ruedas.

Si desde bien chiquito, el bebé va a tener su propia habitación, hay un rango mayor de medidas para la cuna: puede ser de 1,30m x 0,70m ó de 1,50m x 0,90m, en ambos casos la altura debe ser de 0,92m. La primera se podrá usar hasta los 24 meses, la segunda hasta los 5 años. Es bueno que la cuna cuente con barandas desmontables con rieles, y que la altura del elástico sea regulable en altura (entre 0.55 cm y 0.70cm), para que sea más cómodo su uso en los primeros tiempos y más segura cuando el bebé comience a ser más activo. Por otro lado, las cunas tipo Toddler Bed se pueden regular a 0.30m del nivel del piso para que cuando no tenga barandas sea segura.

Otra opción es elegir una cuna funcional. Si contamos con espacio suficiente ésta una buena inversión a futuro. Es fundamental que sea de buena estructura y esté hecha con materiales de buena calidad y terminación. Hay que considerar su diseño, dado que su uso se prolongará en el tiempo y pasará por todas las etapa de crecimiento, hasta la adolescencia. Las medidas disponibles son 2m x 0.90m y 2mx1m (de una plaza y media). En ambos casos, la altura aproximada ronda los 0.92m. Cuando se la utilice como cama de una plaza, se le quitarán las barandas y se bajará su cajonera /baulera para cambiar el colchón por uno más grande.

P1100370 copy

Al principio y hasta los 5 años aproximadamente, se puede utilizar un colchón de una densidad de 24kg x cm, y luego uno tradicional. El tipo de lustre de la cuna varía según el diseño y estilo del cuarto, pero las terminaciones pueden ser con lacas o tintes con terminación natural o de color, o laca poliuretánica. Deben ser no toxicas (solubles en agua) para garantizar cero toxicidad en el producto. En todos los casos de cunas es importante que los bordes de toda la cuna sean ligeramente redondeados, sin perder la rectitud, para evitar posibles golpes a filo.

Hay que contar con la famosa “chichonera” ya que cumple la función de proteger al bebé de posibles golpes contra las barandas; éstas están confeccionadas con géneros lavables, son de textura suave y con relleno de vellón siliconado, algodón, género batista o microfibra. Por otro lado, los mosquiteros son fundamentales -sobre todo en los primeros meses-; brindan la posibilidad de ubicar la cuna en lugares exteriores sin riesgo de picaduras de insectos en épocas estivales. Se confeccionan con géneros de trama muy abierta, como la gasa pañalera o el tul, que van sujetos a la cuna mediante un soporte.

SHARE WITH FRIENDS: