Home » Embarazo » Causas y tratamiento de la urticaria en el embarazo

En el periodo de gestación, el cuerpo de la mujer experimenta una gran cantidad de alteraciones. Estas se dan tanto a nivel físico como mental. Muchas de ellas están relacionadas a cambios en la piel. La urticaria durante el embarazo es una afección que padecen muchas mujeres.

La urticaria es la aparición de ronchas que provocan comezón en la piel. Se trata de una de las tantas molestias que pueden presentarse en el embarazo. Por lo general, suele aparecer en el tercer trimestre, sobre todo en el primer embarazo de la mujer. Esta enfermedad se manifiesta mediante elevaciones rojizas que pican en la zona abdominal; aunque también pueden extenderse hacia las extremidades. Además, también causa mucha preocupación. El temor de estas manchas tan llamativas lleva a las futuras madres a asociarlas con trastornos más severos, pero que nada tienen que ver.

Una de cada 150 mujeres embarazadas sufren de enfermedades de la piel como la urticaria, también conocida como PUPPP (pápulas y placas de embarazo urticariales pruriginosas). Una de las causas que producen síntomas como la comezón y la sequedad es que en el embarazo se dan una serie de cambios hormonales muy importantes en el organismo de la mujer. Estos, entre otras consecuencias, aumentan la producción de una hormona llamado estrógeno. Por otra parte, el estiramiento de la piel también puede ser otro origen de estos problemas.

Sin embargo, la urticaria o PUPPP encuentra su raíz en otros causantes, que todavía son desconocidos en gran parte.

Algunos de los comprobados hasta el momento son:

  • Reacciones alérgicas: diferentes alimentos, bacterias o sustancias pueden despertar una alerta que propicie la aparición de estas ronchas en la piel de la embarazada. El cuerpo libera histamina, una sustancia encargada de combatir estos microorganismos patógenos.
  • Estrés emocional: el cóctel de emociones y los cambios hormonales de esta etapa suelen exteriorizarse a través de alguna patología. La piel es una de las primeras candidatas a verse afectada, así como también el sistema digestivo lo es.
  • Estiramiento de la piel: esto puede provocar el rompimiento del tejido conectivo; como consecuencia, el cuerpo genera una reacción inflamatoria que produce estas ronchas.

La urticaria durante el embarazo se manifiesta mediante elevaciones rojizas que pican en la zona abdominal, aunque también pueden extenderse hacia las extremidades.

La urticaria desaparece inmediatamente después del parto o pocos días después de este. Sin embargo, el tratamiento suele apuntar al tratamiento de los síntomas. Como mencionamos antes, la picazón puede ser sumamente irritante para la mujer y, además, rascarse en exceso puede llevar a lastimaduras más considerables. Por lo tanto, suelen administrarse corticoides tópicos, así como emolientes y antihistamínicos. En todos los casos, por supuesto, estos deben estar indicados por el médico. Aunque la urticaria desaparece inmediatamente después del parto o pocos días después de este, el tratamiento suele apuntar al tratamiento de los síntomas.

Pregnant woman bathing

Es importante destacar que la urticaria durante el embarazo no produce riesgos ni para la madre ni para el bebé. En general, la urticaria durante el embarazo es inofensiva y se va en los periodos antes mencionados. En casos graves, puede llegar a causar problemas respiratorios; estos, de todos modos, son una gran minoría. Puede darse cuando la inflamación compromete la garganta. En esas oportunidades, se recurre a inyecciones de medicamentos que surtan efecto inmediato. Sin embargo, es primordial realizar una consulta médica apenas se detecten los primeros síntomas. La urticaria durante el embarazo no se puede prevenir, pero sí es vital descartar que pueda tratarse de una afección más compleja.

SHARE WITH FRIENDS: