Home » Bebés » Características que deben tener los colchones para bebés

Todos los bebés pasan muchísimas horas en sus cunas. Sin embargo, lo importante no es saber cuál es la cuna ideal, cuál es la más linda, cuál tiene el diseño más agradable, sino cómo tiene que ser el colchón del bebé para asegurar 5 items básicos y de gran relevancia :

  • Seguridad para que les brinde tranquilidad
  • Comodidad
  • Firmeza (aquellos que son blandos pueden representar riesgo de asfixia y aumentar el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante.)
  • Confort para que tengan un buen descanso
  • Que se ajuste correctamente a la cuna

Cuando elegimos el colchón para nuestro chiquito debemos también asegurarnos de que tenga un entorno seguro y cómodo para dormir. Se ha de considerar que los bebés pueden caer boca abajo en el colchón y tener problemas respiratorios, por lo que se suelen recomendar los colchones de cuna transpirables.

Características que deben tener los colchones para bebés

  • Que sean firmes y se encuentren en buenas condiciones: en primer lugar, debemos utilizar un colchón firme y plano, que esté protegido por una cubierta impermeable. Esto ayudará a mantener el colchón limpio y seco, ya que la cubierta se debe poder limpiar con facilidad. Debe encontrarse en buenas condiciones y ajustarse correctamente a su cuna.
  • Que permita mantener un equilibrio entre el peso y la firmeza:  no se recomienda un colchón de cuna que sea demasiado pesado, para así poder cambiar fácilmente las sábanas. Por lo general, es común e higiénicamente saludable para el bebé cambiar la ropa de cama al menos 1 o 2 veces por semana. En consecuencia, usar un colchón pesado hará que esta tarea sea más difícil. Por el contrario, un colchón delgado es sinónimo de baja calidad y menor durabilidad.
  • Que tenga el tamaño adecuado: un colchón de cuna mal ajustado es muy peligroso. Uno demasiado pequeño en comparación con la cuna puede ser peligroso porque el bebé puede resbalarsey quedar atrapado entre la estructura de la cama y el colchón. Por otro lado, un colchón un poco más grande hace que sea difícil e incómodo el hecho de cambiar regularmente las sábanas.
  • Que pueda ser lavable: es innegable que el bebé vaya a ensuciar el colchón a menudo, ya que los pañales no son del todo eficientes y, en ocasiones, aún siendo los “mejores” pañales del mundo, pueden ocurrir tienen fugas. Ni hablar si, por algún motivo vomitan. Es por eso que teniendo uno cuya cubierta exterior sea extraíble y pueda lavarse en el lavarropas, no sólo nos ahorraremos tiempo y esfuerzo, sino que podremos mantenerlo en condiciones por mucho más tiempo.

  • Que sea transpirable:  es muy importante que el colchón tenga respiraderos adecuados; de este modo, se podrá permitir una mejor circulación de aire dentro de su estructura. Debemos chuequear que el mismo cuente con pequeñas aberturas. Estos respiraderos se colocan específicamente para evitar la acumulación de olor desagradable, lo que lo hace aún más cómodo para los bebés. Entre otras razones, se destaca que el flujo de aire es constante y no hay sobrecalentamiento ni hongos o gérmenes. Afdemás, los bebés pueden caer boca abajo en el colchón y esto puede causar problemas respiratorios. Un colchón transpirable funciona de manera que la superficie superior para dormir está perforada. Esto significa que el flujo de aire es un proceso continuo. El uso de tejido orgánico asegura que el colchón satisfaga todos los requerimientos esenciales que se requieren para la comodidad y la seguridad del bebé. Con un colchón de cuna transpirable, el bebé puede dormir en cualquier posición de forma segura. Por otra parte, los colchones transpirables son permeables al aire. Teniendo en cuenta que normalmente los gérmenes están presentes en lugares húmedos, la perforación en la superficie provoca que no haya acumulación de humedad, encargada del crecimiento del moho.Un colchón tradicional puede provocar que el cuerpo se sobrecaliente y sude mientras duerme. Esto no sucede con un colchón que es transpirable, ya que el flujo de aire constante asegura que no haya calor atrapado entre el cuerpo y la superficie del colchón. De hecho, este calor es una de las razones principales detrás del sobrecalentamiento de los bebés.
SHARE WITH FRIENDS: