Home » Bebés » Cambios en la piel de los bebés recién nacidos

La piel del recién nacido es muy delicada y si bien hay que tomar en cuenta ciertos cuidados, como el uso de productos hipoalergénicos, existen algunos cambios que pueden asustar a los padres pero que son perfectamente normales y no hay que alarmarse:

Hiperplasia de glándulas sebáceas: Son granitos amarillos o blancos que se encuentran en distintos lugares de la cara o la frente. Aparecen en las primeras semanas debido a la presencia de hormonas de la mamá en las glándulas sebáceas del bebé.

Perlas de Epstein: Son bultitos blanquecinos que surgen en las encías o paladar. También pueden salir pequeños quistecitos en la cara, denominados “milium”. También desaparecen solos.

Reticulado: se trata de cambios en el color de la piel al exponer al chiquito al frío.Puede tornarse roja o azul, con pequeñas motas. Este fenómeno se conoce como reticulado y se desvanece al pasar el tiempo.

cambios-en-la-piel-de-los-recien-nacidos

Angiomas planos: Son manchitas planas de color rosado pálido en la frente, párpados, labio superior y nuca. Se deben a lesiones vasculares, que pueden notarse más cuando el bebé llora o con el calor. Desaparecen totalmente cuando éste crece.

Manchas azules: Tiene un aspecto grisáceo y se ven normalmente en la espalda o piernas, desapareciendo en los primeros años.

Urticaria del recién nacido: se presenta en la mitad de los bebés y consiste en una erupción de granitos blancos o amarillos rodeados de un halo rosado. Después de unas semanas ya no es notorio.

Descamación fisiológica: Muchos bebés lo padecen en muñecas, dorsos de manos y pies, rodillas y tórax. Por lo general sale en los 2 primeros días de nacido y se elimina al mes de vida. Cuando aparece al nacer está ligado al tiempo de gestación, es un signo de postmadurez.

Ampollas: Pueden aparecer en el antebrazo, dedo pulgar e índice y labio superior. Surgen por una lesión secundaria o por succión intrauterina y se desvanecen solas. También pueden salir ampollitas en los labios al tomar pecho, las que desaparecen espontáneamente.

Sudamina o miliaria: Es una dermatitis provocada cuando el bebé se expone al calor o está muy abrigado. Se aprecia en la cara, cuello, tronco, extremidades y potito.

Acné neonatal: Ocurre en un 20% de los recién nacidos y toma la forma de granitos con pus o rojizos en la cara. Puede eliminarse solo en el primer mes o durar un poco más.

SHARE WITH FRIENDS: