Home » Actualidad » Cómo ayudar a nuestros hijos con las tareas del colegio

ayudar con los deberes escolares

Prácticamente no existe niño en el mundo que no se resista a realizar las tareas del colegio. La situación es normal pero, muchas veces, puede tornarse complicada y hasta un verdadero caos lograr que el chico se siente y agarre su cuaderno para cumplir con los trabajos escolares. Es así como la simple frase que les decimos: “sentáte… hay que hacer la tarea…” termina generando peleas, castigos, bronca y enojo.

Para lograr que este momento tan particular sea grato se debe tomar en cuenta ciertos factores importantes. Para empezar, y tal como sucede en otras áreas de la crianza de los chicos, es imprescindible crear ciertas rutinas y un ambiente y entorno tranquilo y amigable, tratando de acompañar y alentar a los hijos mientras realizan las tareas , y así poder revisarlas junto a ellos cuando la hayan terminado.

tarea escolar

Existen aspectos positivos, por lo cual los padres debería saber el grado de importancia que es realizar los deberes con sus hijos, como esto colabora en hábitos de responsabilidad y disciplina. Además, refuerza la concentración y permite fortalecer lo aprendido durante el día en clases.

Establecer un horario o momento del día: hay que fijar un horario donde estemos con nuestro hijo. Una vez elegido el momento para realizar las tareas, se debe cumplir. Esto ayuda a crear hábitos de estudio y disciplina y al mismo tiempo ayuda a evitar discusiones. Lo más recomendable es que sea temprano, después de un rato de distracción tras volver de la escuela. Cuanto más tarde se haga, el niño estará más cansado y tendrá menos ganas, le costará más y los resultados serán peores. Y si los padres trabajan y llegan muy tarde, es aconsejable establecer este método con la niñera, los abuelos, tíos, o aquella/s personas que se encargan del cuidado de los chicos.

tarea colegio

Contar con los materiales que sean necesarios: nuestro hijo debe disponer de los materiales básicos como: papel, lápices, marcadores y un diccionario para hacer sus deberes del colegio. Es bueno chequear que no le falte nada.

Demostrar interés: cuando tu hijo pida ayuda, hay que orientarlo pero no responder o solucionar la tarea por él. Si para hacer más rápido terminamos resolviendo los deberes por él, lo que termnará aprendiendo es que cada vez que tenga algún inconveniente, nosotros lo solucionaremos mágicamente. Esto es contraproducente tanto para nuestro hijo como para nosotros como padres. La clave está en demostrarle nuestro interés en colaborar en sus deberes y darle importancia a la realización de sus tareas.

Hacer primero la tarea más complicada: de esta forma le enseñamos a organizarse y que primero realice los deberes más difíciles, reservando las más fáciles para cuando esté más cansado.

Incentivarlo: buscar siempre lo positivo y evitar las críticas negativas. Si el niño se siente frustrado e incapaz, su dificultad aumentará y perderá el interés de superarse y los deberes se convertirán en una pesadilla.

Realizar un breve descanso: si notamos cansancio, proponerle parar por unos 10 o 15 minutos. Así podrá volver con más energía para realizar sus deberes.

padres-ninos-deberes-colegio

Revisar sus tareas: la corrección siempre debe comenzar por destacar lo positivo: las cosas que el niño ha hecho bien, los avances y mejoras que se manifiesten. Esto animará al niño para seguir adelante. Luego será el momento de mencionar los errores cometidos, sin dramatismos ni exageraciones, ya que son faltas que se pueden corregir.

Premiarlo: recompensar a tu hijo por su esfuerzo cuando algo le ha costado y ha puesto su máxima dedicación, es sumamente necesario. Sin embargo, la premiación no debe ser una “canje” para que haga su tarea porque a la larga, termina siendo una especie de “soborno”. Realizar sus deberes es su obligación pero, tal como sucede en el mundo de los adultos, cuando se ha realizado un esfuerzo y existen logros, recompensarlo es altamente positivo para su futuro desempeño. Lo más apropiado es que las motivaciones y los incentivos sean premiados producto del esfuerzo realizado, más que por el deber.

SHARE WITH FRIENDS: